Risco Arquitectos primera empresa española mundial que acepta la criptomoneda

89

Por José Luis Ortiz

Hace una década, el dinero virtual todavía era una realidad ambigua, pero hoy forma parte del núcleo de algunas empresas. Si hablamos de criptomonedas como medio digital de intercambio, lo más lógico es hablar del bitcoin, pero si lo hacemos como inclusión en las grandes organizaciones, quizás, la fecha sea más actual.

Fue el 2017 el año del cambio, y es que las criptomonedas fueron el fenómeno revolucionario del sistema financiero.

Grandes nombres como KFC, Microsoft, Tesla y Subway forman parte del círculo de las criptomonedas. Las han incluido en sus medios económicos porque han visto en ellas una manera eficiente de llevar a cabo los pagos.  A este grupo de empresa ha entrado a formar parte la empresa española, el estudio de Arquitectura de Zaragoza Risco Arquitectos. Aragón ha sido la primera en dar el salto no sólo nacional sino internacional en este aspecto.

Ha entrado a formar parte de su estructura, sobre todo por las ventajas que ofrecen. Te contamos las razones por las que estas y otras compañías están barajando las monedas virtuales entre sus alternativas de pago:

  • Es una manera efectiva de intercambiar el valor.
  • Es tomar conciencia de las ventajas de tener el poder sobre el propio dinero.
  • Los pagos se vuelen más transparentes, más instantáneos y más seguros.
  • El coste es más bajo y el dinero se puede rastrear.
  • Se rompe con el con el ciclo de dependencia financiera.

Son los efectos de una revolución estrechamente relacionada con las ventajas de internet. Tanto, que ya se habla del Internet del valor para hacer referencia al intercambio de este en forma de criptomonedas. No tiene por qué ser dinero como tal, sino que los contratos, las acciones o incluso la propiedad intelectual también forman parte de aquellas cosas que tienen valor para la sociedad. Es la revolución global en un nuevo mundo que está naciendo.

Romper la seguridad de una criptomoneda es matemáticamente imposible.

EL MAYOR RIESGO ES QUEDARSE CON LOS BRAZOS CRUZADOS SIN HACER NADA.

SHARE