Pediatras recomiendan medidas preventivas de salud ante el regreso a clases

67

Santo Domingo. Frente a los preparativos para la reapertura presencial escolar, la Sociedad Dominicana de Pediatría emite algunas recomendaciones, tanto a las autoridades como a las familias, a fin de mantener la salud de los niños y niñas en este contexto de pandemia. Completar el esquema de vacunación y disponer de recursos de higiene en los recintos académicos serán esenciales para mitigar y evitar contagios.

Mediante un comunicado, la sociedad médica especializada destacó que no todos los territorios y demarcaciones educativas están en las mismas condiciones ni presentan el mismo nivel de riesgo ante la enfermedad. Por eso, consideran prioritario tomar en cuenta una serie de recomendaciones antes de abrir las escuelas.

“Se debe tener conocimiento del contexto de transmisión local y contar con planes de seguridad, garantizar los recursos, las políticas y la infraestructura necesaria para proteger la salud de los niños y adolescentes”, explica la doctora Luz Herrera, presidenta de esta sociedad especializada.

Añadió que la apertura del año escolar es un gran desafío que tienen las autoridades en vista que los patrones de contagio de la enfermedad del COVID -19 responden al contacto directo de personas expuestas al virus, su expresión también es territorial.

La Sociedad Dominicana de Pediatría aconseja a las autoridades del Ministerio de Educación prepararse para abordar las necesidades de salud mental de los estudiantes y recomienda que todos los niños desde los 12 años o más se vacunen contra COVID -19, hagan uso de mascarillas en los mayores de dos años; y se garanticen los medios para un apropiado lavado de manos, ventilación y desinfección de las aulas, para mayor seguridad de la salud de la población infantil y de los adolescentes.

“Es importante hacer énfasis en el uso de mascarillas para todos, porque una parte significativa de la población de los estudiantes todavía no es elegible para recibir vacunas, y se ha comprobado que el uso de mascarilla reduce la transmisión del virus y protege a quienes no están vacunados, de acuerdo con informaciones publicadas por la Academia Americana de Pediatría (AAP)”, destacó la especialista.

Se recomienda, además, monitorear el estado de vacunación de los estudiantes, maestros y personal de apoyo, la disponibilidad y el acceso de las pruebas de COVID-19, estrecha comunicación entre los distritos escolares y las autoridades locales y nacionales de salud pública.

Los pediatras hacen un llamado a las familias para poner al día los esquemas de vacunas de sus hijos que pudieron quedar rezagados como consecuencia de esta pandemia y de esta forma evitar brotes de otras enfermedades prevenibles por vacunación.

 

SHARE