Espinal sostiene que es muy difícil que en el país se firme un pacto fiscal

67

Santo Domingo.- En la República Dominicana “es muy, muy difícil, para no decir imposible”, lograr un pacto fiscal como manda la Estrategia Nacional de Desarrollo y desea el gobierno, porque tanto el sector empresarial como las clases medias no están dispuestos a sufrir sus efectos tributarios, afirmó anoche la doctora Rosario Espinal.

“Aquí no va a haber pacto fiscal porque no hay por dónde armarlo”, expresó Espinal, quien agregó que “cada gobierno lo va a posponer”.

Entrevistada en el programa “McKINNEY”, por Color Visión, la socióloga aseguró que en este país no habrá pacto fiscal porque los sectores empresariales viven de dos cosas: “mano de obra barata y exenciones fiscales. De que le den oportunidad de no pagar impuestos”.

Además, indicó que los sectores Turismo, Zonas Francas, “son altamente protegidos” para que no paguen impuestos y sus ejecutivos sostienen que si no les dan los incentivos, entonces las empresas se van del país.

Espinal dijo que este gobierno comenzó hablando de reforma fiscal y que solo esperaba firmar el pacto eléctrico para avanzar a la reforma tributaria, pero se firmó el convenio sobre energía y nadie ha visto la primera reunión importante de sectores diversos discutiendo un pacto fiscal.

“Al contrario, el gobierno ha ido quitando del discurso político el tema de la reforma fiscal”, señaló Espinal, pero sostiene que el día que no puedan posponer más el pacto fiscal, “entonces van a poner nuevos impuestos”.

Advirtió que los sectores empresariales no van a ceder gran cosa en términos fiscales, mientras que las capas medias en el sector formal de la economía son las que pagan duro y a esa gente no se puede seguir sacando. “Esa gente es la que más vocería tiene para quejarse”, puntualizó la experta en temas sociales y políticos.

Citó que frente a los frecuentes declaraciones de economistas de que se puede ampliar la base tributaria, previno de no pensar en gravar los bienes de la canasta básica porque se afectarían las capas más pobres y las clases medias que consumen esos productos.

“El problema es que para este y cualquier gobierno sentar a todos esos sectores y que al final salgan felices con un pacto fiscal, es muy, muy difícil, para no decir imposible”, apuntó Espinal.

La catedrática universitaria expuso que la pandemia del Covid-19 provocó graves daños a la economía, entre los que citó la pérdida de empleos y las bajas recaudaciones por la caída de la actividad económica y comercial del país desde marzo de 2020.

Manifestó que al caer las recaudaciones, el gobierno ha recurrido al endeudamiento para hacer frente a los compromisos financieros, lo que ha sido posible porque el país tiene un buen comportamiento en materia de “crecimiento económico con estabilidad política”.

Apuntó que esas dos variables “te abren puertas” en los mercados internacionales.

Dijo que aunque el Banco Central habla de crecimiento de la economía por la estabilidad de los factores macroeconómicos, la gente no percibe que le vaya bien.

“La economía dominicana es de bajos salarios, donde el crecimiento económico ha permitido expandir la clase media y la clase media alta, que no existía en los años setenta pero que creció de los ochenta en adelante y es muy visible en las ciudades.

Definió a la clase media como “un sector vulnerable” cuando se aumentan los impuestos y que además hay otro sector que no llega a ser pobre pero que tampoco es clase media, que tiene una vulnerabilidad mayor y es el grupo poblacional más grande.

“Esa gente, en una crisis económica, sufre mucho”, apuntó Espinal.

SHARE