Hasta acá nos llega el aroma de la feria de las flores, 64ª edición del Desfile de Silleteros

87

Por Araceli Aguilar Salgado

“Ser silletero/a es un legado y una herencia maravillosa…Cuando pasa un/a silletero/a es Antioquia la que pasa”

Araceli Aguilar Salgado

El ratito el tan esperado, el desfile de los silleteros, allá en otra patria en la ciudad de las flores…hasta nos llega el aroma de la feria de las flores ahí viene el desfile de los silleteros, ya 64 años de tradición en la “Ciudad de la eterna primavera”, que se engalana con la naturaleza y colorido de sus flores y expresar con regocijo y orgullo la estrofa del Himno antioqueño que dice: “¡Oh libertad! que perfumas las montañas de mi tierra, deja que aspiren mis hijos tus olorosas esencias, ¡Oh libertad!”

Es la celebración más emblemática de la ciudad de Medellín, Colombia, la feria de las flores culmina con el “Desfile de Silleteros”, en este 2021 alcanza su 64ª edición en la feria de las flores está concebida para recordar y exaltar los valores de Antioquia

Santa Elena es uno de los cinco corregimientos de Medellín, se encuentra ubicado a 31 kilómetros del centro de la capital antioqueña y es considerado uno de los epicentros de la Feria de las Flores, debido a que en este corregimiento es donde se preparan, diseñan y decoran las silletas para uno de los momentos más emblemáticos de la celebración es: el desfile de los silleteros.

Generaciones de antioqueños han sido los encargados de otorgar a la feria los colores, la diversidad y originalidad que la caracteriza.

Desde 1957, cuando se llevó a cabo la primera Feria de las Flores con su respectivo desfile de silleteros, mismos que han transmitido los conocimientos, tradiciones y las costumbres que rodean este evento que se ha convertido en un símbolo de la antioqueñidad.

Proclamados por el Congreso como Patrimonio Cultural de la Nación en 2003, tanto los silleteros como la Feria de las Flores representan valores tradicionales y estéticos de la región paisa.

Es una tradición Hermosa los silleteros paisas, dignos representantes de nuestra cultura

Pinceladas de tul de novia, estrellas de Belén, gladiolos, crisantemos, pinochos, lirios, claveles, agapantos, pensamientos, chispas, girasoles, orquídeas Cattleya Trianae

Existen cuatro tipos de silletas con sus características específicas:

Las tradicionales, las emblemáticas, las monumentales y las comerciales son autóctonas de la región como cartuchos, claveles, hortensias, clavelinas, rosas tradicionales, entre otras.

Silleta Tradicional: Esta fue la silleta usada por los ancestros silleteros en las primeras versiones de su desfile, lleva la mayor cantidad de flores nativas de la región, como mínimo 15 variedades de flores tradicionales distribuidas perfectamente en ramilletes enteros y amarrados en manojos.

Silleta monumental: Es más alta, no va con ramilletes sino con flores pegadas y cubiertas con helechos y pinos. Es la más colorida, vistosa y grande.

Sus flores nativas y exóticas van en ramilletes enteros (mínimo de cuatro variedades), ubicadas sobre una estructura de madera forrada en pino; además, lleva una corona de flores alrededor con gladiolos y/o espigas. Una evolución de la silleta tradicional.

Silleta emblemática: Son silletas planas, llevan un mensaje alusivo a temáticas religiosas, cívicas, ambientales, educativas o retratos de personalidades, y busca resaltar los valores de la tradición antioqueña.

Su objetivo es sensibilizar al público sobre su actuar en sociedad, plasmando con flores, se construye con flores pegadas o clavadas buscando que no se vea el cartón o la superficie donde van puestas. El emblema debe ir además ilustrado, lo que le aporta variedad en formas y texturas.

Silleta comercial: Es la encargada por alguna institución o empresa que busca que su marca se visibilice en el desfile o en portadas y salones en cualquier momento del año. Esta es la única silleta que permite que sus flores sean pintadas para ajustarse con precisión a los colores de las marcas.

Cada una aspira a innovar en su forma de acomodar las flores, combinar colores, enviar mensajes e impactar al público.

Por eso, para todos los participantes del desfile es un orgullo y un honor participar de las actividades de la feria, pues consideran que están ayudando a preservar la sabiduría de sus antepasados, con orgullo en conservar la herencia de los silleteros.

La tradición se va heredando y se hereda ese gusto por las flores y también rescatando valores tradicionales de la cultura antioqueña y representando a la región en diferentes eventos nacionales e internacionales

Transmitir esta tradición, es el trabajo de nuestros padres y abuelos en el que está la realidad y la identidad de los antioqueños.

Colores, olores, texturas y diversas formas, hacen parte de esta tradición antioqueña que día a día crece junto al encanto de su gente y de sus paisajes, es así como detrás de la flor está la historia de los silleteros, los héroes de Santa Elena, “Es todo un honor.”

La mayoría de silleteros se sienten orgullosos por ser parte de una cultura que es única en el mundo, de los paisas, y como algo muy importante donde se reconocen varios valores de los antioqueños, la pujanza, la creatividad, el esfuerzo y la identidad que sienten muchos de lo que es nuestra cultura

El día del desfile de Silletas la ciudad se engalana. Silleteros de todas las edades engrandecen las calles de Medellín con sus lemas y colores en los diferentes tipos de silletas que portan. Ataviados con su poncho, su carriel y su sombrero aguadeño (símbolos de los silleteros).

Ver el esfuerzo de los valientes nos pone a uno la piel de gallina, y un sentimiento que llena de orgullo no sólo a los que desfilan sino a todos los antioqueños y personas que presencian este espectáculo.

Tanto es así, que la gente entre aplausos se arranca a corear su paso con arengas como la de: “Cuando pasa un silletero, es Antioquia la que pasa”.

Los colombianos que vivimos lejos de nuestra bella patria COLOMBIA se nos hincha el corazón de orgullo poder mostrar por este medio a otras gentes de diferentes países del mundo lo que son nuestros silleteros y nuestra fiesta de las flores, así que pues ¡Que viva Antioquia carajo ¡¡Que viva la feria de las Flores!

Araceli Aguilar Salgado Periodista, Abogada, Ingeniera, Escritora, Presidenta del Congreso Hispanoamericano de Prensa, Analista y comentarista mexicana, del Estado de Guerrero, México.

SHARE