Extracción de carbonato de calcio y daños irreversibles en el Bahoruco Oriental

114

(Tercera parte)

 Por: Lic. Jorge A. Abreu Eusebio

En la ponencia Cuencas Hidrográficas: Relación con la Hidrogeología y la Minería. Congreso Internacional CAMIPE, Agua Minería: Alianza por la Sostenibilidad, 22 y 23 junio 2017, Hotel Hilton, Santo Domingo, República Dominicana se define una cuenca como un sistema natural dinámico de elementos físicos, biológicos, sociales, económicos y políticos que se relacionan entre sí, evolucionando permanentemente en función de las acciones del hombre.

Dentro de las actividades de uso del suelo que producen cambios en las Cuencas: está la Minería que produce eliminación de la vegetación, alteración del suelo, alteración hidrológica e hidrogeológica y contaminantes en el suelo y en el subsuelo a las aguas subterráneas.

Con respecto a la recarga total de agua y al potencial aprovechable de los acuíferos en el país, se establece que la Zona: 11-12 Unidad hidrogeológica: Sierra de Bahoruco y Península Sur: Área:  km² 4,100. Tipos de acuíferos: Caliza eocena- oligocena. Recarga (hm3/a): 253, igual a 253 millones de metros cúbicos de agua al año. Potencial Aprovechable (hm3/a): 64, igual a 253 millones de metros cúbicos de agua al año. El potencial de las Aguas Subterráneas/hm3/año: Sierra de Bahoruco y Península Sur: 253 igual a 253 millones de metros cúbicos de agua al año. En la península sur es donde está la zona de impacto de la Belfond, en el Bahoruco Oriental provocando la degradación ambiental con un alto riesgo e impacto negativo para la preservación de la vida lo que constituye un ecocidio de dimensiones inconmensurables que debe ser detenido por quienes están en la obligación y en el deber de proteger los derechos medioambientales como fundamento del Estado Social y Democrático de Derechos apegado a la Constitución y a las normativas supranacionales en materia de derechos.

Se recomendó evaluar las explotaciones mineras ilegales e informales y sus afecciones a las cuencas y el balance de las exploraciones mineras en las cuencas.

Varios lugares de interés geológico se describen en la península de Bahoruco, poniéndose en evidencia la elevada geodiversidad de esta región y la existencia de un valioso patrimonio natural que requiere protección reforzada y que consecuentemente es un recurso turístico, divulgativo y científico para el desarrollo de la zona sin la necesidad de eliminar esas posibilidades con la destrucción de Bahoruco Oriental y todo lo que ella representa desde el punto de vista medioambiental.

La sierra de Bahoruco es de alto valor como recurso científico y en su parte sureste se accede por la Sabana de la Primera Yerba y El Tunal, donde se hayan las formaciones calcáreas miocenas de Barahona y Maniel Viejo, teniendo dimensiones cercanas a los 12 km2 conteniendo diversos sumideros y al ser una cuenca endorreica el drenaje se realiza de forma subterránea y cualquier lluvia o precipitación que caiga en una cuenca endorreica permanece allí, abandonando el sistema únicamente por infiltración o evaporación. La morfología subtrapezoidal del polje, indica que alguno de sus bordes corresponde a un límite con control tectónico, constituyéndose en interés de tipo geomorfológico y estructural, que se puede catalogar como de importancia nacional, cuyos  afloramientos geológicos resultan relevantes de los que se tiene conocimiento científico, constituyen puntos clave para la compresión de la geología regional, que se encuentran en buen estado de conservación, poseen algún interés potencial como recurso y que por su valor patrimonial requieren cierto tipo de protección especial para su conservación.

Un afloramiento espectacular en el interior de la Sierra de Bahoruco lo constituye el nacimiento del Río Arriba, al noroeste del municipio de Polo, entrando por los Charquitos y donde se constata la presencia de rocas carbonatadas formadas por acumulaciones de rodolitos del Eoceno, que cubren los paleorrelieves volcánicos, constituyendo plataformas someras aisladas lo que representa un interés científico y de relevancia internacional, pues constituye afloramientos de aguas subterráneas que deben ser preservadas evitando la extracción de esos carbonatos en el Bahoruco Oriental y en toda la demás cadena montañosa de este patrimonio de biósfera mundial protegido supranacionalmente por la resolución de la UNESCO, como norma del derecho internacional público que deben ser respetadas por el Estado dominicano a través de todos sus órganos.

En el Bahoruco Oriental se ha puesto en evidencia una importantísima geodiversidad que abarca multitud de materiales, elementos y procesos geológicos, así como un conjunto importante de recursos naturales, poseyendo un enorme valor del patrimonio geológico de la República Dominicana y dentro de los recursos no renovables la geodiversidad ocupa un lugar relevante, pues proporciona conocimientos fundamentales a la hora de conocer la historia de la Tierra y la vida y mantiene el equilibrio natural proporcionando y garantizando la vida en sentido general para los humanos, la flora y la fauna. Perpetrar un atentado contra esa gama de elementos importantes existentes en el Bahoruco Oriental que hemos descrito en estas cuatro entregas es cometer un ecocidio caracterizado como delito de lesa humanidad y que por vía de consecuencias traerá consecuencias para los perpetradores en su conjunto e individualmente.

SHARE