Extracción de carbonato de calcio y daños irreversibles en el Bahoruco Oriental

86

(Segunda parte)

 Por: Lic. Jorge A. Abreu Eusebio

El Bahoruco Oriental, se encuentra en la Sierra de Bahoruco siendo la parte montañosa de la Provincia de Barahona. entre los siguientes accidentes geográficos: limitado al norte por el Valle de Neyba, al este Mar Caribe, al sur por el Río Nizaito, y los municipios de Polo, Paraíso y Enriquillo. El área cubre principalmente las tierras altas de la parte oriental de la Sierra de Bahoruco como Loma Remigio, Loma Pie de Palo, y Loma Trocha de Pey. Geográficamente el área protegida tiene una extensión superficial de 31.5 kilómetros cuadrados. Climáticamente es muy variado, va desde seco hasta muy húmedo, dependiendo de la altura. Las precipitaciones van de 400 hasta 4000 milímetros, con una temperatura promedio anual entre 15 º y 20º. Posee áreas de bosque húmedo primario y secundario. La geología del Bahoruco Oriental está fundamentada por sustrato carbonatado, compuesta por caliza pertenece al periodo Eoceno medio (40 millones de años).

Los organismos estudiados en el reporte el Relevamiento Biológico Rápido Monumento Natural Padre Miguel Domingo Fuertes fueron plantas terrestres, anfibios, reptiles, mamíferos terrestres y aves. Se decretaron un total de 972 individuos pertenecientes a 93 especies de aves, las cuales representan a 16 órdenes, 34 familias, 71 géneros y 6 gremios tróficos, en las áreas muestreadas y poniendo de manifiesto que la diversidad de aves de la Isla Española contiene 20 órdenes de los 27 que existen en el mundo, (de las cuales 16 existen en esta reserva),  encontrándose  54 familias (de las cuales 34 existen en la reserva), 183 géneros y 306 especies. De estas, 97 son residentes y 166 son migratorias. Se destacan 31 especies endémicas, varias de ellas con distribución restringida y bajo algún grado de amenaza, lo que ha obligado a que se incluyan en los listados de especies protegidas y/o amenazadas de la Convención Internacional sobre Tráfico y Comercio de Especies Amenazadas (CITES) y en la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). Además, ocho (8) especies están protegidas por legislación y reglamentos nacionales.

En general, la comunidad de aves del Monumento Natural Padre Miguel Fuertes está dominada por aves terrestres, asociadas a hábitats abiertos y boscosos en estados aceptables de conservación, como bosques primarios y secundarios. Sé evidenció una dominancia de especies asociadas a hábitats intervenidos y bosques secundarios, hábitats preferidos por la mayoría de los Passeriformes migratorios. Es importante describir la presencia de ejemplares de Canario (Spinus dominicensis), que es una especie que no se había detectado en observaciones previas en el Monumento. A su vez, es destacable la presencia del Zorzal Migratorio (Catharus bicknelli), especie migratoria en peligro cuyas poblaciones utilizan la isla para pasar los inviernos. Se estima que el 80% de estos residen en la Isla de la Hispaniola y el resto se distribuye entre Cuba, Puerto Rico y Jamaica.

Entre las aves registradas en el Área Protegida, se destacan aquellos que se encuentran en algún grado de amenaza dentro de la lista roja de la UICN 2012 y la lista roja del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales del 2011 tales como Guaraguaíto de Sierra, Paloma Coronita, Paloma Ceniza, Perdiz Grande, Perdiz Coquito Blanco, Perico, Cotorra, Torico, Bruja, Papagayo, Cao, Golondrina Verde, Zorzal de Bicknell, Zorzal de La Selle, Cigüita del Pinar, Cigüita Aliblanca, Patico Chirrí, Cigua Canaria, Pico Cruzado y Canario. Unas 31 especies de aves son endémicas de la Hispaniola, de las que 26 fueron registradas en el área de estudio.

En el área de los bosques secundarios y primarios se registraron un total de setenta y seis (76) especies que dependen directamente de este hábitat y algunas únicamente están presente en este lugar, consideramos que esta situación está directamente relacionada con la presencia de comida, la estructura vegetativa que los forman y el alto grado de recuperación y conservación en que se encuentran estos lugares, en comparación con los otros hábitats encontrados. Los resultados indican que estos hábitats presentes en la zona funcionan como áreas de comederos, dormideros y como lugares de descanso para especies migratorias, residentes y en especial las endémicas.

Durante el análisis de los datos se detectó que las especies residentes fueron las que tuvieron mayor representación de estatus, un 48.39%, en tanto las endémicas ocuparon el segundo lugar con un 27.96% y por último las migratorias con el 20.43%. La mayor abundancia y diversidad se localizaron en el hábitat de bosque húmedo con valores que superan los demás hábitats en todas las categorías (familias, especies e individuos), esto podría estar relacionado con las características propias y la dependencia que tienen algunas especies a estos hábitats.

Se señaló las amenazas e impactos de la minería en canteras y se recomendó cambiar de categoría de Monumento a Reserva Científica o Reserva Biológica. Consolidar y extender la protección de las aves de la zona y sus hábitats mediante la expansión de la intensidad y extensión de las acciones de conservación en la zona aledañas al Monumento Natural Padre Miguel Domingo Fuertes y la responsabilidad sobre este programa recae principalmente sobre el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales, quien obvió estas recomendaciones, violó la Constitución y otorgó los permisos a la Belfond en franca violación a sus responsabilidades y atribuciones que la Ley No.64-00 le confiere en materia de protección ambiental.

SHARE