El duelo y dolor

97

El ser humano siempre evita situaciones displacenteras y va a las certezas y hoy en pandemia ese piso se disolvió.  Siempre como la sombra la muerte nos acecha desde el nacimiento y esto ‘olvidamos’ para seguir,  pero  el Covid nos hace evidente nuestra fragilidad y ¿qué pasa cuando algún miembro de la pareja fallece?

Por esa misma necesidad de certeza y control de la vida en conivencia elegimos  una pareja ‘’para toda la vida’’ al menos nos creemos eso, y hasta juramos hasta la eternidad, pero al sobrevenir la muerte en pandemia, la inseguridad y abandono reina con el dolor.   La palabra duelo viene del latín:dolor.

La muerte en griego  Thanos se lleva al amado o amada, los sueños, esperanzas, deseos, proyecto de vida…

En Psicología al tratar el duelo ante la pérdida del esposo o esposa, tratamos  la elaboración del dolor, del proceso ante la pérdida y en estos momentos estamos ante una crisis mundial, un duelo planetario, sin asumir procesos, porque solo las conductas emocionales, reactivas abiertas o represadas están en el inconsciente o son explotadas ante el menor contacto .   hab       En la elaboración  de un duelo normal puede aproximadamente durar 18 meses a dos años, pero,  hay una transformación a duelo patólogico, crónico que deviene en un tsunami emocional, agregamos, que esta pandemia tiene a la población en una especie de schock emocional.

Las etapas de negación, ira, tristeza y aceptación son paulatinas.

En la primera etapa es insoportable la idea, increíble la situación de muerte, se cierra a la razón y no puede creer lo que le pasa y vive una pesadilla: ‘no puede esto ser verdad y me pase a mi, y que más nunca lo vea y abrace…’

La persona cae en un insomnio e inapetencia y si duerme algo, despierta preguntando por su pareja o cae en llanto o vértigo…

En esta pandemia al no paricipar en los procesos rituales,  del velatorio, entierro o cremación y los días respectivos del Novenario o dependiendo de las religiones profesadas, ya no hay participación ni la presencia del cadáver, despedida y cierre. Ahora la desaparición es abrupta y se piensa en un posible retorno.

Ante este duelo de un miembro de  pareja, se hunde en sus fantasías e ilusiones y cree que está vivo, y muchas veces cae en manos de espiritistas o sanaciones angélicas, porque necesita escucharle y despedirse, con  mil y una fantasías de  promesas del retorno del fallecido y formas de comunicación hace que el deudo no descanse y sueña y percibe al amado.

Hay muchas películas y literatura que tratan esta primera etapa de negación en forma comercial, como la serie Black Mirror,  que en un  capítulo expone: Be Right y muestra un futuro en el que los muertos reviven gracias a la huella que dejan en internet: sus voces, imágenes, videos, las vidas narradas, gustos, viajes un sinfín de las vidas diarias.                                                                                      Esta memoria virtual se inserta en un cuerpo artificial, creando una especie de clon  del difunto

Siempre nos hemos creído inmortales, no dejamos ir a los muertos, creemos darles vida ya de esto el cine se ha encargado de reforzar la inmortalidad y nada es casual  y ya con nuestros súperheroes devaluados las invasiones extraterrestres nos generan más estrés; y así como todo se mueve y renueva,  el cuerpo y energía se metamorfosea.

En pandemia los velatorios y ritos funerarios fueron suspendendidos o más aún al estar contaminado uno de la pareja y es recluido en terapia intensiva UCI, esa es la última vez que lo verá, y esa es la despedida, porque, luego es imposible por el temor al contagio poder acompañarle.

Luego de estar en la unudad de cuidados intensivos  ya no se sabe nada, la comunicación se quiebra y la espera de su pareja queda a la buena de dios…sería extraordinario contar con un  un equipo o red de apoyo psico emocional de resiliencia,  los hay en el campo  privado vía on line  y existen muchas parejas solas,  sin familia ni hijos que  caen en depresión y suicidio.  Es doloroso la soledad en espera de los vivos.

Ese limbo de la espera sin saber nada solo se compensa con las fotos y recuerdos del amado mientras salga del UCI  y qué suscede si no sale?

Se tiene la imagen al salir  de la casa en una cruz roja con personas vestidas de astronautas y de allí la memoria cae en un limbo, de un tiempo detenido, sin hambre ni sueño, solo la espera…

En la segunda fase de la rabia y tristeza se busca culpables o proyecta su ira en los demás, es muy importante la expresión de sus emociones y lentamente acepta su realidad y expresa alguna alegría con culpa.  Aquí funciona las cartas dirigidas al esposo, con todas los detalles y preguntas que no pudo decirle, conversaciones interrumpidas, perdón, las buenas y malas acciones, de la vida en común. Para así cerrar o poner punto final a la vida de pareja, lo cual no significa olvido, sino honra y recuerdo al ser que falleció. Paralelamente  es importante el diálogo con su familia de esa persona y si hay descendencia se comparten los recuerdos.

Sabemos y sentimos que la suspensiones de los  rituales funerarios,  de la falta de despedida, de ver el cadáver, la intimidad  de honrar al difunto de tocar y besar, poner sus ropas o vestir no nos facilita la elaboración del duelo.

Nunca podrá despedirse y esta etapa nos corresponde en la psicoterapia clínica la elaboración del duelo  y decíamos que las cartas son métodos clínicos exitosos como las bitácoras…  Alli se reportan autoculpas, quejas,  persiste casi siempre la idea de mejor haber  fallecido el o ella, y que  se pudo evitar, ese clásico de ‘’si yo no hubiera hecho esto, dicho aquello,…’se desata la culpa  y esa ilusión de no haber aprovechado el tiempo y esa angustia del por qué lo hice, por que soy así…por qué no le dije que le amaba y bien así en su desesperación cae en manos de los espiritistas..

Esta situación se replica y cronifica y vuelve patológica: la culpa de estar viva, la autoculpa, se  niegan a si mismos, a la vida y manifiestan una adoración extraña al fallecido, por lo general son parejas que habían desarrollado  codependencia emocional, o sufren de transtornos depresivos,  personalidad bipolar,  toxicómanos, dependencia alcohólica…

Ante la pérdida de la pareja:   se debe llorar todo lo que se pueda, en cualquier momento y situación de cualquier forma…

Darse su tiempo e involucra  un  promedio de 24 meses,  en un proceso de relacion de pareja de vínculos sanos. El tiempo con acciones y actitud sanadora cicatriza la herida

La aceptación de la realidad dolorosa engloba la negación que está en buen proceso y alguna alegría no es sinonimmo de olvido, es al contrario que el recuerdo de ese ser esta incorporado y ya no duele y más bien es inspiradora y le da mas vida.

Si las relaciones fueron con depencia emocional, casi adictiva es mejor acudir a los profesionales: tanatólogo, psicólogo y psiquiatra.

Tipos de duelo complicado:

Duelo ausente o retardado: existe negación del fallecimiento

Duelo intubado: hay una especie de anestesia emocional. sin emociones de la pérdida

Duelo prolongado o crónico: con mas de seis a doce meses en un cuadro depresivo

Duelo no resuelto o fijado: en la persona fallecida , se ha detenido en la tercera fase

Duelo intensificasdo: una intensa reacción emocional, tanto precoz como mantenida.

Duelo enmascarado: se manifiesta clínicamente  por síntomas somáticos

Duelo de reacciones aniversarias: se plantea que las emociones exageradas al año del duelo no deberían generar explosiones.

El duelo psiquiátrico es un verdadero transtorno psiquiátrico, y cumpliendo todos los protocolos, criterios para el diagnóstico, los autores señalan que las personalidades narcisistas tienden a sufrir este duelo (son sensibles a las pérdidas de sus objetos amados).

Tipos de duelos psiquiatricos

-Histérico: se identifica con el sufrimiento del fallecido

-Obsesivo: su ambivalencia le genera sentimientos de culpa, que desarrolla depresiones graves y prolongadas

-Maníaco: manías del desarrollo genera cuadros de excitación psicomotriz y humor expansivo que evoluciona posteriormente a un cuadro depresivo.

-Delirante: mantiene e insiste la idea del fallecimiento de la persona.

Predictores del duelo patologico

-la falta de salud física o mental

-la ambivalencia previa afectiva con agresividad

-duelos repetitivos

-mayor fragilidad en el varón

-la muerte repentina

Síntomas alarmantes del duelo patológico

Ideas de suicidio en el primer mes

Retardo psicomotor

Culpabilidad morbosa

Objetivos de la valoración clínica:

-la gravedad del cuadro depresivo

-la presencia de un  transtorno psicótico

-la existencia de alcoholismo u otra drogodependencia

-el riesgo suicida

Es importante acotar que no hay acuerdo acerca de las variables pronóstico que van a provocar la transformación de una reacción de pasar de un duelo normal en una reacción de duelo patológico.

       Escrito  por Ana Anka

 

SHARE