Beatriz Muñoz palabras bellas de escritora, gestora cultural y directora

145

Por José Lúis Ortiz

Beatriz Muñoz , Granada, una excepcional novelista-poetisa y directora de la prestigiosa Revista Cultural  On Stop tiene el rostro desdoblado  entre una belleza radiante  y la ortografía impuesta por la vida, que en ocasiones no es tan hermosa.

El trabajo, la constancia le han marcado especialmente, pero la búsqueda de la felicidad es la que le ha marcado su trayectoria personal y profesional   Ella lo expresa maravillosamente cuando afirma “ La vida es para una escritora una equivocación maravillosa como lo es una cerveza fresca un día caluroso de verano o para quien lo prefiera una buena copa de vino”.

Está la otra, la mujer, Beatriz Muñoz, la que comparte su yo y su simpatía, la que nada hacía el desconocido universo del mundo adulto, que muchas veces es una farsa y aun así mantiene ese encanto y su inocencia.

Es realmente hermosa, aunque no le gusta reconocerlo, prefiere la humildad. Le molesta lo políticamente correcto, que lo considera como una censura, pero no por ello pierde las formas, ni abandona los valores que humanizan a las personas como la ternura y la delicadeza.

Sus ojos son esos espejos brillantes que se encienden cuando se habla de su querida Granada, y  del verano, tiempo de luz y de esperanzas.

Una joven mujer que siempre tiene un libro sobre la mesilla  al que  siempre saluda y acaricia cuando se levanta y por las noches le da las buenas noches después de disfrutar de momentos cómplices en la intimidad del momento entre ellas y las historias que esconde.

En fin, prefiere reír y disfrutar de su gente tanto como lo hace con la escritura y su dedicación a la cultura. Esa es Beatriz Muñoz, escritora, gestora cultural, directora y persona.

  • Como periodista especializada en temas culturales por una parte y como persona común por otra, es decir, como herramientas de trabajo y como herramientas de vida, ¿cómo describirías tu relación con tu teléfono, tu ordenador, tu tableta?

Odio el teléfono y a la vez lo amo. En este mundo tecnológico es imposible deshacerte de una herramienta tan importante como el móvil, es un aparato imprescindible en mi vida, tanto como escritora, directora o incluso madre. Sí, pensaréis que no tiene nada que ver aquí lo de madre, pero soy una persona muy protectora, y cada vez que mis hijos salen les pongo el GPS del móvil para saber dónde se encuentran en cada momento. Con el móvil accedo a las redes sociales, periódicos, libros, contactos de colaboradores, desde mi móvil realizo los booktrailers de mis novelas, he incluso he llegado a escribir poemas que se me han ocurrido de repente. Pero en el fondo lo odio, odio ser tan dependiente de esa pantallita, odio hablar todo el día y perderme momentos con mis hijos que jamás recuperaré, por eso en ciertos momentos me pongo a mí misma ciertos límites y lo dejo al otro lado de la casa donde sé que no van a llegar las notificaciones a mi reloj y así no voy a sentirme culpable por no contestar. También tengo la suerte de tener grandes amigos que no se enfadan cuando no se lo cojo y les digo que estoy estudiando con mis hijos, o simplemente pasando tiempo con ellos, lo entienden y saben lo importante que es en mi vida gestionar el tiempo para no perderme nada de lo que hay fuera de esa pantallita. Por otro lado, mi ordenador es imprescindible, él no me reclama tiempo, solo cuando yo quiero lo uso, cuando de repente surge la inspiración o necesito sacar mis sentimientos. Es como un amigo silencioso al que le cuento mis sentimientos, mis deseos y problemas. Desde que comencé a escribir novelas, ha sido un fiel compañero que ha ido pegado a mi a cualquier sitio.

  • . ¿Has modificado tu forma de pensar y estructurar tus escritos como escritora y poetisa a directora de una prestigiosa Revista Cultural Digital?

Sí, por supuesto, todas las personas tenemos mil caras, y yo tengo dos mil, cuando escribo mis novelas me dejo llevar por un mundo sin normas, es decir, soy como Picasso, abstracta. Pero como directora soy Velázquez, es decir, ordenada, realista y práctica. Como directora me debo ceñir a un número de palabras por artículo, debo ser políticamente correcta, cosa que odio, como bien has dicho, pero que me parece necesario cuando llevas la responsabilidad de tantos colaboradores importantes. Para mí es un gran honor se la Directora de One Stop, más que nada, porque aparte de haberse convertido en una prestigiosa revista cultural, se ha convertido en una gran familia, y si me lo permites, me gustaría dar las gracias a cada uno de los colaboradores que con cada número se superan, y por supuesto a las correctoras y coordinadoras de corrección que son un pilar esencial de la revista. Por todo esto, amo tener esa gran responsabilidad de ser su directora, porque ellos se lo merecen.

 

  • En tu condición de directora de una revista digital de amplia difusión internacional ¿cómo percibes la transformación del lenguaje escrito que hoy se opera en los medios digitales?

Creo que los medios digitales son un reflejo de la vida real; si escribes para un periódico debes controlar cada palabra, expresión o comentario. Si escribes en una red social ya no existen tantas normas, a la gente le gusta la cercanía, saber que eres alguien normal, como ellos, y que, por lo tanto, cometes errores como cualquiera, ya que la mayoría de comentarios se escriben desde el móvil y el corrector juega de vez en cuando malas pasadas. También depende de que redes sociales hables se escribe de una forma u otra, por ejemplo: Twitter es de mensajes cortos, por lo que a veces se acortan las palabras o sustituyen por emojis. Bueno, he de decir que yo odiaba los emojis, ahora los uso a veces, pero sigue sin gustarme que me contesten a algún post con emojis, sí, yo no sé si es que no pillo la onda o es que los demás no entienden el uso de los emojis de su móvil. A ver, criaturitas, si pongo una foto mía y me contestáis con una nota de música, una flor, un café y un sol, con sé si lo que queréis es cantarme una canción mientras tomo café al sol y luego recojo flores o que me estáis diciendo que os pongo de los nervios como el café, que me chuchurriré como una flor mientras escucho una antigua canción y me quemaré al sol si sigo así.

A ver, voy a centrarme en tu pregunta, como conclusión a todo mi divagar, si hablamos de un mismo medio de información, como los periódicos, el lenguaje escrito antes era más perfecto en la forma impresa, pero poco a poco, esta diferencia se va volviendo casi invisible, ya que los medios digitales se han hecho tan habituales que la gente demanda la misma calidad tanto en unos como en otros.

 

  • Podríamos decir que está naciendo un lenguaje híbrido en el que se integrarían registros que hasta ahora iban por separado –palabra escrita, imágenes en movimiento, sonido…- sumados a nuevas posibilidades expresivas –hipertexto, interactividad, escritura multimodal, mutabilidad permanente del texto publicado…-. La prensa escrita en su versión digital es el escenario que lidera la exposición cotidiana de todas esas nuevas posibilidades. ¿Cómo describirías su presente y cómo visualizas la evolución a futuro de ese nuevo lenguaje escrito?

A raíz de la pandemia que hemos vivido, el mundo se ha vuelto más globalizado, la gente se ha dado cuenta de lo fácil que es llegar a los demás a través de los medios digitales y por lo tanto; aunque el papel siempre permanecerá con nosotros, los medios digitales son y serán aún más predominantes en un futuro donde la gente se une con más facilidad sin importar la distancia.

  • . Desde el uso popular masivo de los emoticonos y los gifs animados hasta la fascinación que alborea por las posibilidades de la realidad virtual aplicada a los medios de prensa digital, ¿cómo es el debate y la estrategia en tu medio para abordar las innovaciones necesarias que profundicen en este nuevo lenguaje “escrito”?

Con respecto a mi revista, he intentado desde el principio que sea una revista escrita, para colgar videos ya están las redes sociales. El propósito de One stop es fomentar la cultura, por eso es una revista totalmente gratuita y altruista. Comprendo perfectamente que un video puede instruir mucho también, por eso tenemos a One stop en Youtube, para que los escritores o artistas que lo deseen salgan en nuestro canal, también pueden ver curiosidades sobre cultura, poemas, y demás en nuestro Facebook y twitter.

  • . Como innovadora tecnológica que eres  , sabemos de la complejidad que tiene mantenerse al día de las permanentes novedades en las herramientas tecnológicas y en los hábitos de lectura y escritura en todo tipo de ámbitos, desde los domésticos a los profesionales. ¿Cómo te afecta a ti esta avalancha? ¿Cómo es el debate en el ámbito de la redacción de una revista de máxima difusión?

Desde el principio, nuestra revista comenzó siendo digital y así permanece, poco a poco hemos ido actualizándonos y creando cosas nuevas como nuestro índice interactivo en el que al tocar la sección que desees, te dirige a ella facilitándote la lectura y la búsqueda, al igual que desde cualquier página, pulsando la palabra índice, te dirige de nuevo al índice. Lo fundamental para llegar a esto es investigar y tener muchas ganas de ir a mejor. Todo por nuestros lectores.

  • . Seguro que tienes anécdotas de tu larga trayectoria de novelista, poetisa y directora, a pesar de tu juventud ¿Puedes contar algunas de ellas en las diferentes facetas?

Pues me vienen a la cabeza mis inicios en las redes sociales como escritora y he de decir que fue entre eufórica y terrorífica. Cuando publiqué mi primera novela, decidí crearme una cuenta en Facebook de escritora, así que me la creé y no volví a mirarla hasta los dos días siguientes, cuando la miré tenía casi 5000 solicitudes de amistad, imagínate, me agobié un montón, me entró el pánico y casi me la borro, es como si estás empezando a cantar y tienes que salir a hacerlo frente a millones de personas. Me volví muy paranoica en esa época, pero poco a poco fui adaptándome y bloqueando a mucha gente rara. Luego opté por mi propia norma del tres, es decir, a la tercera cosa que viera de esa persona que no me gustara quedaba bloqueado, pero la experiencia me ha enseñado a bloquear a la primera, ahora prefiero calidad a cantidad.

  • . Es frecuente que los medios utilicen robots para redactar noticias menores o para introducir hyperlinks de forma automática. Se intenta en este último caso multiplicar los contadores de visitas y de enlaces auto-referenciales para aumentar el valor publicitario del medio. ¿Cómo vives este proceso en el trabajo que desempeñas? ¿Sería necesario limitar la automatización de ciertas funciones?

Bueno, cada cual que trabaje como quiera, si les funciona es porque a la gente le gusta, poco a poco todo se automatiza, el mundo sigue evolucionando y cada uno se agarra a él como mejor puede. Soy de la idea de vive y deja vivir, si existe un servicio de cualquier tipo es porque existe una demanda.

 

11-. ¿Qué dificultades aprecias a, por ejemplo, reconocer el derecho de los autores a editar sus propios textos en el mismo medio digital en que se publiquen? ¿Crees conveniente garantizar a los autores el derecho a corregir, actualizar y conservar las versiones anteriores asociadas a ese texto (al modo del historial de borradores de Google Docs)?

Las correctoras son profesionales y siempre suelen tener razón en sus correcciones. El borrador ya lo tiene el autor en su ordenador, por lo que, si la correctora opina que debe hacer un cambio en algo, seguro que es para bien, ten en cuenta que la corrección es el espejo en el que se reconoce su trabajo. En mi revista solo cuento con las mejores correctoras y profesionales, por lo que tienen mi total confianza y admiración.

12- . En tu valoración, como novelista o poetisa, ¿qué ventajas sustanciales destacas en los cambios de los nuevos hábitos de lectura y escritura digitales?

Yo amo el papel, me encanta abrir un libro y oler sus páginas, adoro ir a la biblioteca y salir de allí cargada de libros, pero también me gusta leer en digital porque es más económico, más rápido y más facil. Cada vez que me compro un movil pido tres cosas esenciales, una buena cámara, memoria suficiente y sobre todo, una pantalla grande para poder leer libros sin dejarme los ojos pegados. Y si antes leía en digital, a raíz de la pandemia leo muchísimo más, incluso leo libros digitales de la biblioteca, lo digital ha llegado para quedarse y debemos aceptarlo.

  1. ¿Qué te inquieta o preocupa de la generación de los más jóvenes al respecto del horizonte digital? .

No me preocupa lo que vean, sino lo que se crean y no corroboren. Mis hijos tienen mucha confianza conmigo, y muchas veces me han contado cosas que han visto por las redes y que por suerte yo he podido desmentir, porque si algo tienen las redes es que no tienen filtro, el filtro lo deben poner los padres, pero no prohibiéndoles que vean algo, sino informándolos de lo que deben ver o no, y de cómo deben manejar las redes sociales para no dejarse engañar y no ponerse en peligro. Los jóvenes no necesitan prohibiciones, necesitan confiar en sus padres para preguntarles cualquier cosa por muy tonta que les parezca.

  1. De todas tus novelas publicadas 14 ¿Cuales son especiales para ti , como escritora y como lectora? Como poetisa realmente destacas especialmente ¿Qué puedes decir de ello?

Ente mis novelas le tengo especial cariño a Mía, ya que la escribí en una etapa de mi vida de crecimiento personal y madurez, amo esa portada en la que sale la modelo Mónica Cabeza Ocaña, una amiga muy querida y una mujer espectacular. Y entre mis poemarios, indudablemente, Silencio, este poemario lo escribí durante el confinamiento de esta terrible pandemia. Está cargado de sentimientos encontrados, de tristeza, de rabia, de amor, desesperación y paz, está lleno de agradecimiento hacia aquellos que se ponían en riesgo cada día mientras los demás nos quedábamos en casa.

  1. De tus relaciones con los escritores que colaboran con tu medio y, en general, del panorama de autores literarios que conoces, ¿Qué impresiones recientes tienes de los conflictos de los escritores para adaptarse a la escritura y la publicación digital? ¿Qué autor que conoces crees que va por delante en este proceso de adaptación (¡lo entrevistaremos!)?

Nunca he tenido problemas con mis colaboradores, al ser la revista digital y llegar a todos los rincones del mundo, tengo colaboradores de muchos países y, por lo tanto, lectores también de todas partes y saben perfectamente cómo manejar el mundo digital. Y a tu segunda pregunta, por supuesto, Carlos Jarquín, él me ha enseñado mucho sobre el mundo digital, es un nexo entre escritores y artistas de todo el mundo, si alguien ha sabido adaptarse y evolucionar en este mundo globalizado ese ha sido él, un maestro al que le debo mucho y a quien me gustaría mandar desde aquí mis más sinceros agradecimientos. Y, por cierto, no lo entrevistes que ya me he adjudicado su entrevista yo, me he adelantado.

SHARE