Director Darío Contreras recibe a Las Reinas del Caribe

62

Santo Domingo Este. _ En la mañana del viernes las Reinas del Caribe fueron recibidas en las oficinas del director general del Hospital Dr. Darío Contreras, doctor César Roque Beato.

En un ambiente informal, pero lleno de muchas emociones, las veteranas jugadoras de la grandiosa Selección Femenina de Voleibol de la República Dominicana, mejor conocidas como “Las Reinas del Caribe”, pasaron unos minutos de camaradería, entre fotos, risas, remembranzas, cercanías, rosas y un aperitivo digno de unas reinas, junto al personal de la dirección y administración del hospital, encabezada lógicamente por el señor director, Dr. César Roque.

Ellas llegaron, con vestimenta que las caracteriza, deportivas, desenfadas, pero con todo el cariño y sencillez que las hace merecedoras de ése gran amor que todos sienten por ellas, por lo que son y, por lo que representan para el país.

Priscila Rivera (capitana), quién acaba ser elegida por el Comité Olímpico Dominicano para ser la abanderada junto al boxeador Rodrigo Marte en los juegos olímpicos de Tokio 2020, Brenda Castillo (libero), quién recientemente ha sido electa como “La mejor del mundo”, y otra veteranísirma, ex miembro del equipo, Milagros Cabral.

Fueron recibidas personalmente por el doctor Roque Beato, quién dijo; “Ustedes no tienen idea, del gran regalo que significa para mí, su presencia aquí en el día de hoy”, “Han iluminado este hospital con sus sonrisas”, resaltó el director visiblemente emocionado.

Justo a la llegada de las integrantes al centro hospitalario, precisamente se estaba desarrollando el acto simbólico de la Cuadragésima Cuarta graduación de médicos de diversas especialidades y a su entrada al salón, fueron recibidas con mucha emoción por los presentes, sólo fue un breve saludo en un gesto solidario.
Indudablemente que hablar de la Selección Nacional Femenina de Voleibol, es remontarnos a sus inicios en 1998, de los cuales ya han transcurrido más de veintidós años, de una carrera si bien exitosa, pero también matizada por muchos años de esfuerzos, entrega, dedicación, compromiso, triunfos, pero también de derrotas. Derrotas, qué en lugar de desanimar, se han convertido en una verdadera fuerza interior para cada una las chicas que han tenido un pasaporte de entrada y salida dentro de la selección, pero, en la que cada una de ellas, ha entregado el alma y dejado una huella indeleble para la historia del deporte femenino dominicano.

Hoy, 23 años después, “Las Reinas del Caribe”, siguen llenando de entusiasmo, de alegría y de un espíritu esperanzador en cada participación por todos los escenarios deportivos que han tenido acceso y, la muestra aún está ahí, latente, con lo que será su presencia en los Juegos Olímpicos Tokio 2020.

Al ver en la mañana de hoy al director del Darío Contreras, compartir con Priscila Rivera, Brenda Castillo y Milagros Cabral, en un espacio sencillo, cálido y de cercanía, sólo pude decir; “Gracias, Dios, por darnos la oportunidad de vivir este maravilloso momento”.

SHARE