Socios democráticos condenan la represión en Bielorrusia

198
En mayo, en contravención al derecho internacional, Bielorrusia obligó a un vuelo de Ryanair que viajaba de Grecia a Lituania a aterrizar y arrestó a un periodista que iba a bordo. (© ONLINER.BY/AP Images)

Estados Unidos y sus socios internacionales exigen al régimen del presidente Alexander Lukashenka que rinda cuentas por la represión que está ejerciendo sobre el pueblo de Bielorrusia.

El 21 de junio, Estados Unidos, Canadá, el Reino Unido y la Unión Europea impusieron sanciones coordinadas contra numerosos funcionarios y entidades bielorrusos por reprimir los llamamientos a la democracia y violar los derechos humanos. Las sanciones también responden al reciente aterrizaje forzoso de un avión civil por parte del régimen y a la detención de un periodista a bordo.

“Estamos unidos en nuestra profunda preocupación por los continuos ataques del régimen de Lukashenka a los derechos humanos, las libertades fundamentales y el derecho internacional”, indicaron los socios (en inglés). “Nos comprometemos a apoyar las aspiraciones democráticas del pueblo de Bielorrusia, reprimidas desde hace tiempo”.

El 23 de mayo, funcionarios del gobierno bielorruso obligaron a un vuelo de Ryanair a aterrizar en Minsk y detuvieron a dos pasajeros: el periodista Raman Pratasevich y su pareja, Sofia Sapega. Un funcionario estadounidense calificó el aterrizaje forzoso de “atroz piratería aérea”. Es el último abuso en una represión en curso contra los defensores de la democracia desde las elecciones fraudulentas del 9 de agosto de 2020. La represión incluye la detención y el enjuiciamiento de manifestantes pacíficos y periodistas, entre otros.

Una mujer arropada con una bandera sentada sobre los hombros de un hombre en una gran multitud durante una manifestación (© AP Images)
Una mujer arropada con una bandera de la oposición protesta tras las elecciones fraudulentas en Bielorrusia en agosto de 2020. (© AP Images)

Canadá, la Unión Europea, el Reino Unido y Estados Unidos impusieron sanciones a personas y entidades por perjudicar a las instituciones democráticas y reprimir al pueblo de Bielorrusia.

El Departamento de Estado de Estados Unidos impuso restricciones de visado a 46 funcionarios bielorrusos, entre los que se encontraban funcionarios del gobierno de Lukashenka y miembros del Comité de Seguridad del Estado y del Ministerio de Información de Bielorrusia. Las restricciones en general prohíben ingresar en Estados Unidos.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos designó a 16 funcionarios del gobierno bielorruso y a cinco entidades por apoyar la represión de las protestas contra las políticas de Lukashenka en el extranjero tras las elecciones. Las designaciones del Tesoro impiden las relaciones financieras con Estados Unidos.

En su comunicado conjunto, los socios internacionales también instan al gobierno de Bielorrusia a:

  • Cooperar con las investigaciones internacionales respecto al aterrizaje forzoso del avión civil.
  • Liberar inmediatamente a todos los prisioneros políticos.
  • Entablar conversaciones con representantes de la oposición democrática y la sociedad civil.
  • Implementar las recomendaciones de la misión independiente de expertos (PDF, 6.6 MB, en inglés) bajo el Mecanismo de Moscú, elaboradas por la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa, que en octubre de 2020 emitió un informe que hallaba abusos de derechos humanos “masivos y sistemáticos” en Bielorrusia.

“Estamos unidos para pedir que el régimen ponga fin a sus prácticas represivas contra su propio pueblo”, indica la coalición en la declaración conjunta.

Estados Unidos ha sancionado a más de 150 ciudadanos bielorrusos y rusos partidarios del régimen de Lukashenka desde las elecciones fraudulentas de agosto de 2020, dijo el secretario de Estado Antony Blinken en una declaración del 21 de junio.

“Estados Unidos sigue apoyando los esfuerzos internacionales para investigar las irregularidades electorales en las elecciones presidenciales en Bielorrusia de 2020 y la violenta represión y los abusos que siguieron”, dijo Blinken. “Estamos con el pueblo de Bielorrusia en apoyo de sus libertades fundamentales”.

SHARE