Fausto, el Rey

179

Por: María Hernández

Fausto Ramón Sepúlveda es el verdadero nombre de uno de los artistas de mayor trayectoria nacional e internacional de todos los tiempos, Fausto Rey, músico, compositor y cantante con una de las voces más emotivas del canto varonil dominicano.

La historia del por qué se acortó el nombre con este llamativo adjetivo, Rey, que describe lo máximo en poder de una personalidad le ha servido para acuñar una carrera que, desde sus inicios, ha estado llena de rotundos éxitos que tararean sus fans en cada presentación que realiza.

Hace unos años tuvimos la oportunidad de asistir a una de sus actuaciones junto a la también afamada artista dominicana Miriam Cruz, en el hotel Barceló Lina. Era hermoso ver cómo las personas se paraban de sus asientos para ver más de cerca al artista al tiempo que le acompañaban a cantar sus canciones que con los años se han convertido en más que un himno.

Fausto Rey se puede describir como un artista de bajo perfil, que hace su trabajo sin mucha bulla y que al parecer no le gusta estar mucho en los corrillos faranduleros. No le he escuchado reclamar nunca un premio, ni siquiera El Soberano que ya hace tiempo debió haberle entregado la gran estatuilla a este artista que lo ha dejado todo en su patria y que aunque tiene la posibilidad de vivir fuera de aquí, donde quiera, prefiere disfrutar de toda la belleza que solo tiene la República Dominicana en cada uno de sus rincones.

Lo más impresionante de este artista es su sencillez y su capacidad desinteresada de motivar a la persona que él ve tiene algún interés por ingresar en el arte de la música. En una oportunidad le envié una canción que había escrito para él y que llegó a sus manos de la forma más extraña. Se la había enviado con una amiga junto con mi teléfono por si me quería contactar. Luego de varios meses me llama y me explica cómo llegó la canción a sus manos. Una trabajadora doméstica le dijo: Mire ahí tiene esta canción que hace mucho le enviaron se la tenía guardada aquí en la mesa, debajo de algo.

Después de dos horas de conversación me motivó a seguir escribiendo. Me dio algunas ideas y me dijo que hasta tenía cualidades para el canto. Ojalá muchos artistas sean iguales y mantengan su personalidad invariable a pesar de lo lejos que pueda llevarlo la fama.

Fausto Rey, también conocido como “El Niche” nació el 1 de diciembre de 1951, en Higüey. Ha marcado una era en la música como baladista, compositor, merenguero, salsero, productor y reconocido por ser el intérprete de temas como ” Vete de Aquí”, “Yolanda”, ” Me Muero Por Estar Contigo”, “Loco Dicen Que Soy”, El Pájaro Herido”, ” Adultos”, “Es tu día Feliz”, “Perdóname”, entre muchos otros temas que se convirtieron en éxito.

Realizó en su momento una verdadera hazaña con la realización de conciertos multitudinarios en lugares como el Estadio Quisqueya y el Teatro San Carlos, los cuales llenó en su totalidad en varias ocasiones, algo que aún en nuestros días resulta ser algo muy grande para un artista local.

Fausto tuvo que pasar por todo tipo de trabajos antes de llegar a la fama. Fue limpiabotas, vendía dulces, imágenes religiosas y otras ocupaciones informales. Por los conciertos que realizaba la banda municipal de su ciudad se fue enamorando de la música y llegó a participar en diferentes talent show, hasta que llegó a trabajar en la orquesta del reconocido merenguero Johnny Ventura.

En la década de los 70 el artista era tan popular que la empresa disquera La Fania Records se interesó en él y le ofreció un contrato. Sus baladas se convirtieron en reconocidos temas, al igual que sus composiciones.

Fausto Rey ha cantado a dúo con numerosos cantantes dentro de los que se encuentran Chucho Avellanet, La Sophi, Omar Franco, Sonia Silvestre y otros.

El cantante ha residido también en Nueva Jersey. Realiza presentaciones en Estados Unidos y apariciones esporádicas en la televisión de países como Argentina, Colombia, Cuba, Panamá y Haití, entre otros.

Este gran artista se encuentra en perfecto estado de salud y es el momento para los grandes reconocimientos. No debemos esperar que la persona se enferme o desaparezca para hacerle un homenaje. Aunque él no haya trabajado esperando eso, no le caería mal que su tierra le reconociera.

La Casa de la Cultura de Haina tiene en proyecto preparar una sala con fotografías y todo lo que concierne a la música del destacado artista dominicano. Frente a la institución tienen una gran foto del artista de una presentación que iba a realizar en una oportunidad en la discoteca que estaba al otro lado de la calle, en ese municipio.

SHARE