Por qué la sociedad mundial, viene actuando de manera tan impropia

59

La verdad es que, cuando uno se detiene a pensar sobre determinados acontecimientos execrables, como en ciertas actitudes personalizadas que se vienen registrando a nivel de la sociedad mundial, principalmente a nivel de los seres más jóvenes, de inmediato asaltan una serie de interrogantes que aguijonean constantemente, tales como:

¿Serán esos en realidad, eventos críticos, o condiciones que vienen anunciando, desde hace años ya, y que guardan relación con algunas de las situaciones mundiales prescritas por el amado Maestro Jesús, a verificarse en torno a los tiempos finales de la llamada Era Cristiana? ¡Se tienen suficientes referentes bíblicos a ese respecto!

¿Tendrán que ver aquellos también, como el mismo estado actual de guerras entre las naciones del mundo, con esas predicciones jesuíticas, al igual que, los fenómenos naturales desastrosos que vienen aconteciendo sobre el planeta Tierra?

Visto todo desde otro ángulo, ¿será que tales ocurrencias y procederes humanos están asociados con el cambio de sub-raza que cursa sobre el Orbe, según sostienen algunos entendidos. (Desde la 5ta. a la 6ta., dentro de la 5ta. Raza Raíz, de las siete (7) que se requieren para su conversión en sagrado). De esto último hablan connotados esoteristas en el contexto evolutivo espiritual de la especie.

Pero, hay otra razón cuestionante en el sentido de lo abordado, que aguijonea también, y que es probable, sea la que más induzca   a una mayor reflexión por parte de los hombres (general), por estar fuera de los convencionalismos religiosos mundiales, y sí en conexión directa con la esencia misma de los humanos.

Es esa, la que guarda relación con la llamada “inmadurez psicológica” de que se habla en el ámbito de la “Doctrina de los Espíritus, refiriéndose a las entidades espirituales que habitan sobre la Tierra, y que aún se encuentran muy cercanas a la animalidad ancestral, lo que hace inferir la provocación de ciertas actuaciones humanas alejadas casi por completo de raciocinio.

Todo aquel que se ha dispuesto a hurgar sobre la real esencia de la especie humana, de seguro se ha encontrado con que el verdadero hombre (general) es en realidad el espíritu que ocupa el templo físico carnal de que se trate; que le sirve de resguardo, y para poder manifestarse en el plano de la materia densa, ya que como es lógico suponer, todo espíritu es energía invisible.

Sí, qué es una entidad espiritual encarnada (alma), cuyo propósito divino sobre el planeta Tierra es evolucionar, a través de las diversas corrientes de vida, así consideradas, y que resulten necesarias para tal fin, siempre sujetas a tun prediseño adecuado en cada oportunidad “encarnante”.

También, que la especie inmediatamente inferior a la humana, de la que esa proviene, es “la animal”; que como es bien sabido, carece de raciocinio: capacidad de razonamiento y aprendizaje necesarios, según se conocen esas cualidades, humanamente hablando.

Ahora, dicen los que saben, en torno a lo expresado, que los animales actúan por instinto; que piensan en el momento exacto, en procura de alimentación y salvaguarda, fundamentalmente; pero, que no retienen recuerdo alguno sobre lo sucedido en cada ocasión.

Que las personas a veces pueden actuar instintivamente también; pero, que sí por el contrario conservan siempre los recuerdos, lo cual es obvio tiene que ver con la capacidad de razonar, entender, aprender, prevenir, etc., facultades que no están dadas en los animales.

Cabe apunar aquí, en pos de más  concienciación sobre el asunto tratado, para quienes se dignen leer este pequeño, como humilde aporte que intentamos hacer, que según aparece expuesto en la obra “DEPRESIÓN – Causas, Consecuencias y Tratamiento”, de Izaias Claro, “Casa Editora El Clarim”, Brasil, temática abordada en el marco de la Doctrina de los Espíritus, “si tomamos como referencia a la Tierra, se puede decir que hay mundos inferiores y superiores a ella, y que nuestro planeta es habitado en su gran mayoría, por espíritus muy cercanos a la animalidad ancestral. La angelitud o la plenitud espiritual están aún muy distantes de un importante porcentaje de los espíritus vinculados al Orbe”.

Por cuánto se ha expresado anteriormente, se pude señalar que, cualquier persona que haya estado interesada, en buscar respecto de  esa tan intrincada temática del espiritismo esotérico, como en torno al sendero de evolución consciente que se debe recorrer, siempre al margen de la religiosidad convencional, obviamente, las tres interrogantes planteadas más arriba se podrían relacionar con los comportamientos impropios, desde hace años, y hasta degradantes, que hoy continúa exhibiendo un amplio segmento la sociedad mundial, caracterizados por lo que se podría catalogar como irracionalidad fehaciente, debido a la situación de encontrarse las entidades espirituales encarnadas muy cerca todavía del reino animal, de acuerdo con lo dicho.

Ahora, la tercera inquietud, asociada con eso último expresado en los párrafos inmediatos anteriores, sería la de más aceptación concluyente. Pues, es entendible que, esta predominando el no razonamiento, la falta de aprendizaje, como no la prevención, en la gran mayoría de los hombres (general) de estos tiempos. De ahí, muchos de los actos inexplicables en que incurren.

Finalmente, una cuarta razón a considerar, que se supone tiene que ver también con eso de la “inmadurez psicológica”, que nunca debe dejarse de lado, por los hechos concretos de criminalidad espantosa que se han venido verificando entre congéneres durante los últimos tiempos, con premeditación obvia y alevosía en un alto porcentaje de los casos. es la que indiscutiblemente está relacionada con el llamado movimiento satánico (secta), sus lineamientos, como los hechos espantosos que de él se puedan derivar, sangrientos y escalofriantes en extremo.

En ese sentido, no es raro ver a personas, principalmente mujeres, acuchilladas, macheteadas, o picoteadas, como se dice en el argot popular, acciones que no se conciben, a menos que los criminales actuantes estén bajo la posesión de entidades espirituales perversas, demoniacas; o, los efectos de fuertes drogas consumidas. ¡El poseído por entidades de la oscuridad, o dopado, no piensa!

Se cree que nadie en su sano juicio, sería capaz de llevar a cabo tales actos de sangre, verbigracia, uno que estuvo circulando a nivel de la prensa local últimamente: a una mujer asesinad le fueron inferidas unas 298 puñaladas, según se dijo. ¡Se explica eso!

El uso de drogas alucinantes, y el satanismo, van de la mano siempre. ¡Difícil negarlo! Y, son de las causales irrebatibles que subyacen en los comportamientos impropios que ha venido observando un amplio segmento de la sociedad mundial, en adición a las posibles otras razones que cuestionan sobre el particular.

Autor: Rolando Fernández

 

www.rfcaminemos.wordpress.com

 

SHARE