Anécdota histórica, Trujillo y Leonel

76

Por: Hungría Vásquez Hernández

Soy una persona verdaderamente enamorada de las anécdotas, mas si son históricas y por eso agréguele otra a las tantas que hemos plasmados y que plasmaremos otras tantas en el futuro Dios mediante.

La motivación de la siguiente anécdota histórica surgió al ver el costoso METRO de Santo Domingo rodar por sus rieles el 27 de febrero del 2008 por el candidato reeleccionista del PLD quien a la vez era el Presidente de los dominicanos en la ocasión.

Pero antes de comenzar a analizar en porque coincide el METRO con la FERIA de la paz y confraternidad del mundo libre, la que fue construida en el Gobierno el Generalísimo Dr. Rafael Leónidas Trujillo Molina, Benefactor de la Patria y Padre de la Patria Nueva, aspirante a que fuese nombrado Benefactor de todas las Iglesias Dominicanas.

Pues bien, Vamos a darle inicio a las narraciones de las anécdotas históricas que nosotros afirmamos que paso lo mismo después de 53 años de haber visto personalmente la primera, pero que ahora vimos la otra que paso por televisión y en los periódicos publicada la otra en Santo Domingo.

E aquí la ultima anécdota llevada a cabo por el gobierno de la época del Dr. Leonel Fernández Reyna, pero sin proponérselo a la mejor, la  anécdota anterior paso en el 1955 cuando faltaban por lo menos 3 semanas para terminar la construcción de la histórica FERIA de la paz, que Trujillo se propuso realizara una visita a los trabajos de la obra estaban atrasados y los ingenieros les pidieron al JEFE que pospusiera la fecha de la inauguración, porque no era posible terminarlo para la ocasión.

Y según comentarios de boca en boca de los trabajadores y de los obreros, disque la respuesta de Trujillo fue, eso es imposible, ni un segundo, ni un minuto, ni una semana y mucho menos un mes, bueno, para que dicha obra sea terminada como fue acordado el contrato, le entrego a los ingenieros MEDIO MILLON de pesos dominicanos que era como decir de dólares, cosa que se cumplió al pie de la letra.

De los resultados de aquella atinada, histórica y famosa FERIA de la paz confraternidad del mundo libre, no vamos hablar por ahora, porque cogería mucho espacio dado el contundente resultado histórico que lograra el gobierno, aun cada quien habla de ella a su manera, contando la historia de distinta forma a su conveniencia malsana, o también para hacerse los graciosos frente a Trujillo, cosa que ahora son los furibundo anti trujillistas, algunos de los que eran perros de presas en aquella épo

Ahora les manifestamos el porqué titulamos este comentario sobre la

Anécdota histórica de Trujillo y Leonel, en razón de que 27 de febrero del 2007, nosotros vimos y escuchamos lo que dijo por televisión el candidato reeleccionista del PLD Dr. Leonel Fernández Reyna, cuando hizo una gran invitación a los presentes a montarse en el metro para ir a Villa Mella a comer chicharrones en juna fecha que no recordamos y la verdad que dicha invitación fue cumplida tiempo después.

Pero la verdadera inquietud nuestra es que Trujillo entrego el medio millón en el 1955, en cambio cuanto entregaría Leonel en el 2007, para cumplir con su palabra, aunque solamente se comieran los chicharrones nada más, por falta de dinero, con la diferencia de que el JEFE podría vender azúcar y reses de sus ganados para pagar el dinero, y que Leonel solamente  podía buscar prestamos a los Bancos Internacionales o usar el dinero de los fondos del estado, es decir del erario público, como en verdad así lo hizo.

En las dos anécdotas históricas hay una diferencia y es que la FERIA de la paz y confraternidad del mundo libre fue planificada, estudiado el terreno con su proyecto aprobando el lugar y la construcción de la misma, no así el metro, porque fue hecho sin presupuesto ni planificación y mucho menos lo aprobó el Congreso Nacional, ni tampoco en la secretaria de Estado de Obras Publicas y Comunicaciones por eso.

Jamás se podrá saber cuánto pago Leonel de lo suyo y al pueblo por cuanto millones de dólares y pesos dominicano, hipotecando la Patria   de Duarte, Sánchez y Mella, por ir a comer chicharrones con los amigos, con el dinero del pueblo y terminamos las anécdotas de Trujillo y Leonel y…punto

SHARE