¿Qué es la diplomacia del Ártico y por qué es importante?

190
El cambio climático amenaza el modo de vida de los pueblos indígenas, como los cazadores inuit, vistos aquí cerca de Kullorsuaq, en el noroeste de Groenlandia, en marzo de 2020. (© Martin Zwick/REDA&CO/Universal Images Group/Getty Images)

El cambio climático está calentando el Ártico tres veces más rápido que cualquier otra región de la Tierra. El deshielo y la subida del nivel del mar están alterando el medioambiente y afectando a la vida de las comunidades locales. El deshielo también abre el acceso a recursos naturales y permite nuevas rutas de navegación y un aumento del turismo.

Con estos rápidos cambios aumenta la necesidad de cooperación internacional en el Ártico.

Estados Unidos y otros siete Estados del Ártico, así como los pueblos indígenas de la región, están trabajando por medio del Consejo Ártico para hacer frente a los desafíos, desde la lucha contra el cambio climático hasta la promoción del desarrollo económico sostenible.

Estados Unidos está “comprometido a promover una región ártica pacífica en la que prevalezca la cooperación en materia de clima, medioambiente, ciencia y seguridad”, declaró el 20 de mayo el secretario de Estado Antony Blinken en la 12. ª reunión ministerial del Consejo Ártico en Reikiavik (Islandia).

El secretario de Estado Antony Blinken (dcha.) habla con el primer ministro de Groenlandia Mute Egede (izda.) y la científica del clima Mie Winding en Kangerlussuaq (Groenlandia), el 20 de mayo. (© Saul Loeb/AP Images)

El Consejo Ártico funciona por consenso, lo que garantiza que todos los miembros tengan la misma voz en las decisiones.

Durante la reunión, el Consejo Ártico adoptó su primer plan estratégico, en el que se esbozan las prioridades para el trabajo de las ocho naciones y las seis organizaciones indígenas participantes permanentes durante la próxima década.

Mejore la vigilancia de los efectos del cambio climático e integre consideraciones climáticas en todos los futuros proyectos y recomendaciones de políticas.

Fomente la acción a nivel mundial para reducir emisiones de gases de efecto invernadero y otros contaminantes.

Aliente a la cooperación en materia de envíos seguros y sostenibles así como otras maneras de desarrollo que afecten a las aguas del Ártico.

Mejore la salud, seguridad y bienestar a largo plazo de los pueblos indígenas del Ártico y otros habitantes.

El presidente Biden ha pedido que se refuercen las asociaciones internacionales para hacer frente al cambio climático. Estados Unidos tiene previsto aportar hasta un millón de dólares más para apoyar los esfuerzos climáticos del Consejo Ártico.

En la reunión, Blinken destacó la importancia de asociarse con los grupos indígenas en estos esfuerzos. “Los pueblos indígenas tienen generaciones de conocimientos sobre cómo ser buenos administradores del Ártico”, dijo. “Debemos ser verdaderos socios en igualdad de condiciones en esta labor”.

Entre los esfuerzos del Consejo Ártico para hacer frente al cambio climático se encuentra la Evaluación Comunitaria del Carbono Negro y la Salud Pública. Esta colaboración, liderada por Estados Unidos (por medio de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos), la Federación Rusa y la organización de pueblos indígenas del Ártico Aleut International Association, pretende limitar la contaminación por carbono negro procedente de la quema de combustibles fósiles y mitigar sus efectos.

Tuit:

Consejo Ártico @ArcticCouncil

La ambiciosa labor de nuestros 6 grupos de trabajo es el motor del Consejo Ártico. En este vídeo, los grupos de trabajo nos hablan de algunos de los importantes desafíos que afrontan y de las soluciones que están estudiando para el futuro de un próspero Ártico (#Arctic)

12:45 horas · 27 de mayo de 2021

(Enlaces y etiquetas en inglés)

Estados Unidos ha reducido sus emisiones de carbono negro en un 34 % desde 2013, la mayor reducción realizada por un Estado del Ártico.

Blinken instó al Consejo a seguir fortaleciendo los esfuerzos para proteger y hacer avanzar el Ártico.

“El Ártico como región de competencia estratégica ha acaparado la atención del mundo”, dijo Blinken, pero “el Ártico es más que una región estratégica o económicamente importante. Es hogar de nuestro pueblo. Su sello distintivo ha sido y debe seguir siendo la cooperación pacífica. Es nuestra responsabilidad proteger esa cooperación pacífica y construir sobre ella como vecinos y como socios”.

SHARE