Desechos Sólidos, Vertederos y rellenos sanitarios. (2) de (2)

104

Por Roberto Veras

A medida que la basura se pudre en un vertedero, se desprende gas metano y, dado que el metano es un gas de efecto invernadero, este es un motivo importante de preocupación.

El revestimiento en el vertedero ayuda a evitar que se escape el gas. Lo que sucede a menudo es que las tuberías recogen el metano y lo llevan a la superficie donde se puede quemar (un proceso conocido como quema) o se puede extraer y utilizar como combustible en otros lugares.

El lixiviado se produce en los vertederos a partir del agua y el líquido que se escurre de la basura en descomposición y, nuevamente, el revestimiento ayuda a evitar que esta sustancia contamine la tierra y los sistemas de agua circundantes. Por lo general, las tuberías recolectan el lixiviado y lo bombean a la superficie donde puede recircularse, pero si se produce una gran cantidad de lixiviados, a menudo se enviará a plantas de tratamiento de aguas residuales.

Otro problema importante con los vertederos es que algunas sustancias no biodegradables, como las bolsas de plástico, por ejemplo, pueden tardar cientos de años en descomponerse. No hay luz ni oxígeno en el vertedero, por lo que la basura no se puede descomponer muy rápidamente.

A pesar de todas las medidas en vigor, varios estudios han destacado los riesgos para la salud en relación con los vertederos y el impacto total en la salud humana, animal y ambiental aún no está claro y se está debatiendo ampliamente.

Una gran proporción de la basura que termina en los vertederos no es realmente basura, ya que la mayoría podría servir para otros fines más útiles con un efecto mucho menos dañino o podría reciclarse para producir nuevos productos.

Por lo tanto, la mejor manera de minimizar la cantidad de desechos que van al vertedero y reducir el impacto en la salud y el medio ambiente es reutilizar o reciclar la mayor cantidad de desechos posible.

Actualmente, solo alrededor del 7 u 8 por ciento de los desechos domésticos se reciclan, pero si más personas fueran conscientes de los riesgos asociados con los vertederos, podrían estar preparadas para hacer un mayor esfuerzo para clasificar y reutilizar sus desechos o reciclarlos en una cantidad cada vez mayor, pues la basura de un hombre es el tesoro de otro hombre. Es por ello que los desechos sólidos, vertederos y rellenos sanitarios son un constante peligro para el Medio Ambiente.

 

SHARE