World Vision estima contraproducente proyecto modificación Código del Menor

99

La pena máxima propuesta llega hasta 15 años, 10 más que en la actualidad.

Santo Domingo, 11 de mayo, 2021.- La organización global centrada en la niñez World Vision, catalogó como contraproducente el proyecto de modificación del Código de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes (Ley 136-03), que pretende aumentar la pena máxima hasta 15 años para adolescentes en conflicto con la ley penal, en casos de crímenes de crueldad, 10 años más que en la actualidad. Es una iniciativa impulsada por el diputado oficialista Amado Díaz Jiménez, quien fundamenta su propuesta en su convencimiento de que la misma servirá como elemento disuasivo para las bandas que “usan a los adolescentes para cometer tropelías, a sabiendas de que estos cumplen condenas leves”.

“Evidentemente estamos frente a un ejercicio totalmente divorciado de los principios que apuestan por el interés superior del niño y prioridad absoluta, ignora las causas raíz para concentrarse en la medida de prisión como solución al problema, y no considera las medidas alternativas como elemento clave para lograr una reinserción social efectiva y con posibilidades de cambio conductual verdadero y sostenible. Por el contrario, esta iniciativa, significa un grave retroceso en los avances del país en materia de protección de la niñez, y lo rechazamos de manera contundente”, afirma Johnny Bidó, asesor nacional de protección e incidencia de World Vision.

Para esta ONG, sorprende el hecho de que, apenas a semanas de realizarse en el país la primera Cumbre por la Justicia y Equidad para Niños, Niñas y Adolescentes, se produzcan este tipo de propuestas que atentan con revertir años de lucha por la protección integral de la niñez, por lo que resulta inaceptable su aprobación en el Congreso. La Cumbre, que reunió al liderazgo del Sistema Nacional de Protección, propone elevar los índices de protección de la niñez desde la perspectiva de una justicia con equidad para adolescentes en conflicto con la ley penal, dando prioridad a las medidas alternativas frente a la prisión, e incluyendo al núcleo familiar en el proceso de reinserción social del adolescente en conflicto con la ley penal. También, aspira a una atención integral a niños, niñas y adolescentes víctimas de violencia.

World Vision reitera que las conductas delictivas en adolescentes son fruto de una serie de factores que se convierten en detonantes como la pobreza, la falta de orientación y un entorno que promueve y normaliza comportamientos antisociales. Un Informe publicado recientemente por esta ONG da cuenta de que el 36% de los adolescentes encuestados afirmó haber experimentado violencia en los últimos 12 meses, mientras que el 49% de los padres, madres y cuidadores consideran que el castigo físico y humillante es la única vía para corregir a los hijos.

“Nuestros adolescentes necesitan ser prevenidos de adoptar esas conductas delictivas, antes que ser declarados culpables de lo que el Estado y la sociedad les han negado por décadas. Necesitan ser orientados, no estigmatizados. Necesitan ser escuchados, no invisibilizados por las rejas de una cárcel. Para esto, es necesario que el Estado cumpla con su rol de garantizar que la niñez dominicana tenga acceso a educación de calidad e inclusiva, necesitamos que los padres, madres y cuidadores sean entrenados en un nuevo modelo de crianza donde prevalezca la tierna protección de la niñez, no la violencia contra ellos,” terminó diciendo Johnny Bidó.

 

SHARE