Almonte asegura que es deber del Gobierno permitir a las empresas mineras hacer los estudios de impacto ambiental

498

El no reconocimiento de ese derecho puede significar un mensaje muy negativo a la comunidad internacional”, afirma el ministro

Santo Domingo, 6 de mayo de 2021. El ministro de Energía y Minas, Antonio Almonte, ha asegurado hoy que es deber del Gobierno y de la sociedad dominicana permitir que las empresas mineras puedan realizar los estudios de impacto ambiental para que, en función de la factibilidad de los resultados, las autoridades puedan decidir sobre la viabilidad de la explotación. “Hay que permitir esos estudios de la misma manera que se permiten investigaciones a proyectos de polos turísticos, industrias en general y a la propia generación de energía eléctrica que consumimos”, ha añadido.

Almonte, que ha intervenido en el Foro de Participación Ciudadana, ha puesto en valor la importancia y el aporte de la minería responsable al desarrollo social y económico de República Dominicana y ha considerado que el no reconocimiento del derecho a realizar los estudios de impacto ambiental “puede significar un mensaje muy negativo a la comunidad internacional en lo que se refiere a inversiones en la minería”.

Asimismo, el ministro de Energía y Minas ha esbozado la visión del Gobierno de Luis Abinader respecto a la actividad minera, que se resume en garantizar y fortalecer la transparencia, asegurar la aplicación del 5% del impuesto por exportaciones como un instrumento de redistribución de ingresos en las comunidades e impulsar la sostenibilidad ambiental y social de los proyectos mineros mediante la evaluación rigurosa y objetiva de los estudios de impacto ambiental para, de esta manera, contribuir al desarrollo de la industria.

El titular de Energía y Minas ha hecho una defensa especial de la minería responsable, de la que piensa que “ha contribuido y contribuye en muchos países a la disminución de la pobreza. Gracias a la institucionalidad de los Gobiernos, se permite que la renta generada sea usada para fomentar el desarrollo sostenible y como instrumento para la redistribución social de los ingresos”.

Por último, Antonio Almonte ha destacado el elevado nivel de preparación y exigencia que tienen las compañías mineras que operan en el país, así como las extraordinarias inversiones que deben realizar incluso sin tener asegurado el proyecto. “Son compañías con gran dominio de las principales tecnologías, experiencia y enormes vínculos en mercados internacionales”, ha agregado.

SHARE