En “Besos Rosados”, se manifiestan experiencias cotidianas

534

Por: Elías Mondragón Herrera

El hermanarnos en el arte de las letras y la cultura para Ediciones Kuelap, Lima, Perú es un honor apoyar e impulsar la publicación de obras literarias e investigación en formato digital e impreso, así como su distribución, de nuevos talentos, escritoras y escritores que están surgiendo con voz propia en el mundo hispanohablante; es un privilegio haber escrito el prólogo del libro “Besos Rosados”, de la escritora y poeta nicaragüense, María Eugenia López y con mucho gusto lo comparto con los lectores de este distinguido medio.

Las experiencias cotidianas del ser humano confluyen en la existencia, más allá de la vida. Una de las formas de curar las heridas del pasado es a través de la lírica poética, que nos posibilita encausar de manera positiva nuestros sentimientos desde el arte de escribir, donde predomina la libertad, el amor, motor que dinamiza una cultura de paz, respeto y de solidaridad social, cultural, política y económica.

En el arte lírico se transmiten emociones, sentimientos, proyecciones, vivencias propias o aquellos acontecimientos que se vislumbran y dan una luz en medio de la encrucijada humana, y que están en una constante tensión: vida/muerte, odio/perdón, melancolía/gozo, sufrimiento/alegría, tópicos que son propios de nuestra condición humana y que afloran en nuestra vida cotidiana. Tal como se evidencia en los versos que la poeta describe: «…Un beso rosado que se transforma en hijo, /en poema, en melancolía». El tú, es el interlocutor simbólico, donde invaden el dolor, el sufrimiento y, ella es la protagonista del acontecimiento que habita en su alma; —el llanto se convierte en el grito de lucha en medio de la tormenta y enaltece el poder de la madre, bálsamo que cura la tristeza.

Las interrogantes inquietan el espíritu y de manera metafórica surge la siguiente pregunta: ¿Sos feliz acaso, /cuando tus metáforas son piedras/que se lanzan con alevosía? / ¿Sos feliz escribiendo mentiras? Las preguntas están dirigidas a aquel tú, distante y sin respuesta.

La respuesta indirecta, ella la va a encontrar en aquella promesa y realidad, mediante el siguiente verso: «Un beso de labial rosado /para el dueño de los cuestionamientos», preámbulo y telón de fondo, del amor y desamor, amargura que se convierte en esperanza: «por ti me he vuelto poeta». El grito desesperado que brota a flor de piel por la impotencia del engaño, se reasume como fuerza interior motivadora a seguir un nuevo horizonte, sin resignación a volver a transitar por los caminos sinuosos, desterrando la angustia, el odio.

El dolor provocado por el desamor recae en el victimario, destinatario final, quien provocó en ella sus sueños en pesadillas e insomnios; no obstante, lleva en su vientre primerizo, el retoño más preciado, signo de fuerza y único amor. A viva voz protesta, ante la perspectiva misógina de la relación de pareja, simbolizada en un «hotel», que le genera conflictos personales y sentimientos de culpa acerca de la sexualidad: «—Este hotel carajo /que no cierra las puertas /y que llegan parejas ebrias en la madrugada /donde llegas tú y ella».

El miedo, la tristeza son superados con el gozo y la esperanza al ser ella, una mujer renovada: «Esta noche te canto mis versos. /Esta noche he de llegar a ti /en tu propio idioma. Ella rompe aquel hechizo maléfico, vuelve a resurgir de las cenizas con su máxima declaración: «Yo seré feliz un día /y, tú, eternamente herido.

Portada del libro y su autora María Eugenia López. Foto: cortesía

Este libro está  disponible en Amazon.

Sobre el autor de este artículo

  • Elías Mondragón Herrera es escritor, poeta y editor, (Amazonas, Perú). Autor y editor del poemario “Color Esmeralda”, Lima (2012). “Dardos de amor”, Plectro Editores, Lima (2016). “Duetos del corazón”, Amazon (2020). “Después del Oasis”, Ediciones Kuelap Lima (2020). Editor general de Ediciones Kuelap, Lima, Perú. Asimismo, tiene otras obras en proceso de edición: Totalidad y existencia (filosofía), El ateísmo afectivo (filosofía). Poeta antologizado por la Sociedad Peruana de Poetas-Lima (SPP), en las obras: “Estaciones en Verso”, setiembre 2016 (SPP); “Vocación de poeta”, noviembre 2016 (SPP), “Gala Poética”, diciembre del 2016 (SPP); “Corazón de poeta”, mayo del 2017 (SPP), “Rocío de poemas”, agosto del 2017.

 

SHARE