Congreso se apresta a conocer proyecto proteger ambar y larimar

120

La pieza contempla que el PE prohíba mediante decreto la exportación en bruto de ambas riquezas naturales

SANTO DOMINGO. – La Cámara de Diputados de la República Dominicana se apresta a conocer un Proyecto de Resolución que procura que se declare de Alto Interés Nacional la Explotación, Procesamiento y Comercialización del Larimar, el Ámbar y otros materiales análogos que son parte de las riquezas naturales de la nación.

La iniciativa -de la autoría del diputado Román de Jesús Vargas (PRM-Monte Plata)- también contempla solicitar al Poder Ejecutivo, mediante decreto, que se Prohíba la Exportación de Larimar en Bruto (y, en efecto, se derogue o modifique el Decreto 431-18, sobre la explotación, procesamiento y exportación del ámbar y larimar en estado natural o semiprocesado), y que disponga se haga una justa distribución de las materias primas de primera calidad.

Uno de los considerandos del proyecto explica que el ámbar y el larimar son dos grandes pilares en la generación de riquezas del país, así como los mejores exponentes de la joyería artesanal dominicana, aportando las piezas de mayores ventas en el mercado turístico de la nación. Añade que son productos distintivos y finito en el mercado turístico nacional y de exportación, con ventas anuales que sobrepasan los trescientos ochenta millones de dólares (US$380, 000,000.00), según cifras del Banco Central, y con un alto potencial de encadenamiento con sectores como el turismo y la moda.

Recientemente, los presidentes de ProArtesaniaRD, de la Federación de Artesanos y el director de Ferias y Comercialización ambas entidades, Fausto Araujo, Pedro Castro y Ramon de la Rosa, señalaron que la “República Dominicana podría registrar entradas anuales muy superiores a los 58 mil millones de pesos de regularse la extracción de Larimar y Ámbar, prohibir sus ventas al extranjero en estado natural, creando líneas locales de producción y capacitando a los artesanos productores de joyas.”

“En efecto se hace necesario y urgente que en la República Dominicana se garantice la justa explotación, diseño, manufactura y comercialización del Larimar, el Ámbar y otros materiales autóctonos utilizados en la Joyería Artesanal Dominicana; la creación de espacios de producción adecuados que incentiven la Asociatividad Empresarial, tecnologías de punta, la mejora de las MiPymes Artesanales, la capacitación y la aplicación de tecnologías limpias y buenas prácticas, bajo un modelo asociativo que permita la producción masiva de joyas de calidad,” señala otra motivación.

Indica que el Larimar -conocido como la bella turquesa dominicana- es una piedra única en el mundo, que solo se obtiene de minas en la provincia de Barahona, por lo que ha sido declarada por la Unesco como “Patrimonio Cultural del Mundo;” y mediante Ley del Congreso Nacional No. 296-11, de fecha 05 de octubre del 2011, como “Piedra Nacional” de la República Dominicana.

Otro considerando explica que el ámbar dominicano (que procede de una resina fósil del árbol del género Hymenaea del período geológico terciario, se encuentra entre Santiago y Puerto Plata) y que está considerado como el más rico y codiciado del mundo.

El Proyecto elaborado por De Jesús Vargas, además, expone que la República Dominicana (donde los artesanos del área de joyería y los bisuteros usan un 88.4% de Larimar como materia prima y un 42.7% de Ámbar a la hora de elaborar sus finas y hermosas predas), al tiempo de ser el único país del globo terráqueo de donde se extrae el Larimar y uno de los principales generadores del mejor Ámbar del mundo, también figura como la principal nación productora de oro y plata de América Latina y una de las más importante a nivel mundial.

Así mismo, explica que entre los hallazgos del Estudio “Caracterización de los Talleres de Joyería Artesanal en la República Dominicana,” elaborado por el Ministerio de Industria Comercio y MiPymes (MICM), se destaca que, entre 372 artesanos con talleres de joyería entrevistados en las provincias de Santo Domingo, Barahona, Puerto Plata, La Romana, Hato Mayor, La Altagracia, Santiago y María Trinidad Sánchez, generan en conjunto 1, 197 empleos directos y 5 mil 985 indirectos.

Señala que las ventas y exportaciones indiscriminadas en bruto del Larimar han provocado que la misma se esté comercializando en prácticamente todo el mundo, especialmente en China, Japón, La India, Afganistán, Pakistán y otros países asiáticos; en Europa, Estados Unidos, Brasil, Centro América y varias islas del Caribe, los cuales ofertan nuestra Piedra Nacional semiprocesadas o procesadas (convertidas en finísimas joyas, a veces con diamantes, rubí, esmeralda, oro o plata) como una piedra de sus países o como la Gema del Caribe. Obviando a la República Dominicana y la realidad de que es una piedra preciosa exclusiva de Quisqueya.

Ante esa lamentable realidad, la pieza observa que aparte de sacar el mayor provecho económico de la Piedra Nacional, (un producto único de la Republica Dominicana) también niegan o distorsionan el origen de la misma. En algunos casos, lo ligan con otros materiales de pésima calidad o falsa plata, lo que hace un daño extraordinario a su imagen e incuestionable belleza.

Uno de los dispositivos de la iniciativa persigue que recomendar al Poder Ejecutivo que, a través del Ministerio de Industria Comercio y MiPymes (MICM), se disponga la Transformación, Formalización y acompañamiento -para que sean más eficientes, productivas y competitivas, en el plano local e internacional- unas 400 MiPymes Artesanales, Orfebres del país, en beneficio directos e indirectos de más de 7.200 productores de Santo Domingo, Barahona, Puerto Plata, La Altagracia, Hato Mayor y La Romana.

De igual manera, persigue que se impulse una Marca Región, fundamentada en la explotación de Larimar,” en la Región Enriquillo con Grupos Asociativos de artesanos de Cabral, Los Ríos, La Lista, Oviedo, Duvergé, entre otras comunidades de la zona, quienes a parte de las exportaciones aprovecharan la explotación de los atractivos naturales y turísticos de Pedernales (Bahía de las Águilas, el Hoyo de Pelempito, la Laguna de Oviedo); el Lago Enriquillo, las uvas de Neiba, y el balneario Las Marías, entre muchos otros.

Agrega que se haga lo mismo, a través de grupos asociativos y la obtención de naves industriales, en Santo Domingo, Puerto Plata y la Región Este, cuyas zonas, además del potencial de la artesanía en el área de joyería, son a las que concurre la mayor cantidad de turistas que visitan el país.

Para ello indica que el Estado, a través del Ministerio de Industria, Comercio y MiPymes (MICM) y ProIndustria, otorgue facilidades de espacios (al menos 4 naves industriales en Santo Domingo, Barahona, Puerto Plata e Higüey) para fomentar el aprovechamiento del Larimar y el Ámbar por parte de los Artesanos Dominicanos, así como Capacitación Puntualizada y Asistencia Técnica para desarrollar nuevos diseños y mejorar las técnicas de producción y mercadear las marcas; y Financiamientos para la obtención de nuevos equipos y maquinarias.

Además, que se promueva la Clasificación de entre 300 0 400 MiPymes Artesanales de Orfebrería, para que pueden acceder a los beneficios de la Ley 84-99, de Reactivación y Fomento de las Exportaciones, bajo el Régimen de Admisión Temporal o del Sistema de Reintegro de Gravámenes.

Otro dispositivo expresa que se aspira a que un porciento significativo del Larimar, Oro y Plata de mejor calidad que se explotan en el territorio nacional sean destinados de manera preferencial a las MiPymes Artesanales del área de Joyería, a los fines de que sean usadas como materias primas por los artesanos y bisuteros, lo que les permitirá tener una producción regular todo el año y acceder a nuevos mercados.

SHARE