Católicas por el Derecho a Decidir, comparten Sermón de las 7 Palabras

67
Miosotis Rivas de Católicas por el Derecho a Decidir. Las mujeres interpretaron las frases, bíblicas, aclimatándolas al clamor y a las demandas de las dominicanas frente a la penalización del aborto.

Santo Domingo. .-Integrantes de la organización Católicas por el Derecho a Decidir, leyeron y adecuaron al presente, el Sermón Feminista de las 7 Palabras en el campamento que desde hace 25 días instalaron frente al Palacio Nacional.

Recordando la emblemática frase de Jesús ¨Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen¨, Miosotis Rivas Peña, directora de la Oficina Nacional de Estadísticas del Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo (MEPyD), expresó que dos mil y tantos años después, estamos ante un escenario parecido. ¨Nos encontramos una iglesia que, en vez de acoger a las mujeres desprotegidas ante una penalización total del aborto, lleva a su feligresía a una especie de moneda de dos caras donde están los buenos y a favor de la vida; y del otro los malos y a favor de la muerte. Unos legisladores que pretenden un referéndum y, como Pilato, lavarse las manos para no tener que tomar la decisión de legislar en favor de la vida de las mujeres y las niñas¨, leyó Rivas.

Susi Pola, Miosotis Rivas Peña, Manuela Vargas, Yildalina Tatem Brache, Desiree del Rosario, Yvette Ramirez, Elizabeth Vélez, Mildred Dolores Mata y Lisette Genao, Yesenia Aquino y Virtudes de la Rosa, de Católicas por el Derecho a Decidir, redactaron y leyeron el manifiesto en el campamento de Santo Domingo.

La lectura ocurrió en el campamento instalado frente al Palacio Nacional.

¨Padre, tú que eres Madre y Padre, perdona a nuestra iglesia, ciega y sorda ante las necesidades de las mujeres. Perdona a las legisladoras y legisladores de nuestro Congreso Nacional que quieren rehuir a su deber de proteger la vida y la salud de tantas mujeres que, por no contar con los recursos económicos necesarios para interrumpir un embarazo, caen presas de la clandestinidad y la desesperación de un embarazo que pone en peligro su vida, o que ha sido producto de una violación o de un incesto. Perdón por las personas que promueven la xenofobia, el odio y la violencia y violentan los derechos de las mujeres¨, pidieron las creyentes.

Las católicas a favor de la despenalización del aborto en tres causales, clamaron al señor por las mujeres que son obligadas a practicarse un aborto clandestino, que están dejando su vida, su salud, su bienestar por la negación de sus derechos sexuales y reproductivos y llamaron la atención de Congreso Nacional, para que dicte leyes más justas para todas y todos.

Clamaron por las mujeres que mueren tratando de dar vida en un sistema de salud que no garantiza sus derechos, y por tantos feminicidios.

Elizabeth Vélez Vargas del capítulo dominicano de Católicas por el Derecho a Decidir, informó que se ha mostrado la determinación de luchar hasta lograr la despenalización del aborto en 3 causales, por la vida, la salud integral, y no aceptación de un embarazo fruto de un crimen como es la violación o el incesto.

“Todo está cumplido. Aceptamos los retos de levantarnos desde el sometimiento, la opresión, la marginación, tenemos plena comprensión de que el patriarcado es barbarie, tortura, muerte, indiferencia, y está cumplida nuestra determinación frente a la inhumanidad desde algunos grupos poderosos en perjuicio de las personas discriminadas, como estamos las mujeres actualmente con la penalización absoluta del aborto¨, expresó Vélez Vargas.

Las frases bíblicas del Sermón de las 7 Palabras son: «Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen», «Yo te aseguro que hoy estarás conmigo en el Paraíso», «Mujer, ahí tienes a tu hijo. Hijo Ahí tienes a tu madre», «¡Dios mío, Dios mío!, ¿por qué me has abandonado?», «Tengo sed», «Todo está cumplido» y «Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu». Las mujeres interpretaron estas frases, aclimatándolas al clamor y a las demandas de las dominicanas frente a la penalización del aborto.

Desiree del Rosario, mientras lee el sermón feminista de las 7 palabras.