Amo mi profesión de Ingeniera

212

Por Araceli Aguilar Salgado

Parte II

“Sólo con el corazón se puede ver bien; lo esencial es invisible a los ojos” Antoine de Saint Exupery

Los estereotipos están alejados de la realidad actual, se considera, por ejemplo, que psicología es una carrera femenina porque se asocia con actividades de cuidado y ayuda, tareas socialmente asociadas a la mujer, y la ingeniería se considera una carrera masculina, con tareas de tipo instrumental, los perfiles profesionales que se demandan en las empresas.

En la actualidad para las dos profesiones cuentan con muchos rasgos comunes y están poco sesgados en cuanto al género, presentando, ambas, rasgos neutros, masculinos y femeninos, una idea estereotipada de las actividades características de estas profesiones, esto nos hace ver que los estereotipos están tan arraigados en la sociedad y que es muy difícil no dejarse influenciar por ellos, tenemos que asumir que la ausencia de las mujeres en la ingeniería es un problema de todos.

Las nuevas ideas surgen de planteamientos originales y de visiones distintas de un mismo problema, la reducción de la diversidad que supone la ausencia de mujeres empobrece los avances de la ingeniería y, por lo tanto, de la sociedad en general.

Nos hemos abierto camino para que haya una verdadera representación igualitaria de hombres y mujeres en estos sectores y algunas de las causas de esta presencia minoritaria de ingenieras, informáticas, arquitectas, topógrafas, constructoras o científicas se encuentran en la falta de referentes en la vida real, en los medios de comunicación, en los libros de estudio, en los estereotipos sociales y en la estigmatización de esta opción profesional.

Es por ello que los activistas internacionales dedicados especialmente a la mujer y la creación de espacios dedicados a estimular el talento femenino son fundamentales para visibilizar las carencias que todavía siguen existiendo para alcanzar una igualdad real.

La adopción de la perspectiva de género en el ramo de la construcción, requiere acciones complejas que van más allá de luchar contra la discriminación masculina, los estereotipos creados por siglos en el marco de conducta de las mujeres; es necesario identifica roles de liderazgo tecnológico de las mujeres, promover espacios de gestión del conocimiento, desarrollo de programas y actividades que promuevan la participación de las mujeres en el ramo de la ingeniería.

Hay muy poca representación de mujeres en el área de también las mujeres somos muy inteligentes y capaces, pese a ello, algunas mujeres empiezan a abrir camino a las presentes y futuras generaciones.

Las mujeres pueden trabajar igual de bien que los hombres, son muy responsables y saben mantener la calma y liderar equipos y proyectos, y las matemáticas, el diseño de puentes, casas, carreteras, e incluso el espacio también son cosas de mujeres, se debe de impulsar la equidad laboral, se debe de dejar de lado la discriminación, porque, aunque ya se ha aumentado el número de mujeres en el ramo de las ingenierías, el estereotipo del hombre en la ciencia sigue presente.

No existiría la ingeniería como la conocemos sin la labor de las ingenieras.

La violencia de género es un tema demasiado discutido debido al tipo de cultura machista que nuestro estado y nuestro país posee, por eso debemos erradicar las conductas negativas que sólo fomentan dicha cultura de la discriminación contra la mujer y que incluso afecta a muchos hombres, debido a los prejuicios.

Las mujeres forman parte fundamental para la sociedad, independientemente del oficio o profesión, todas son necesarias, y juegan el mismo rol que los hombres.

Si un hombre es jefe de familia, una mujer también puede serlo, si un hombre puede tener un posgrado, una mujer también puede, y viceversa.

En la ingeniería, las mujeres han dejado una huella muy marcada, han demostrado ser brillantes y capaces de enfrentarse a la adversidad, por ello cada vez son más las mujeres profesionistas, que salen en busca de oportunidades para hacerse notar, para cambiar la perspectiva negativa que algunas personas todavía tienen sobre el sexo femenino.

Sólo debemos prestar atención para poder notar todo lo que nos rodea y ha sido desarrollado gracias al trabajo conjunto de hombres y mujeres han hecho aportaciones al ámbito ingeniería, es decir que las dos partes se complementan para tener la tecnología y los avances actuales.

Yo amo ser Ingeniera, no existen estereotipos, no asocien la profesión con el sector particularmente masculino

Todas somos ingenieras que es lo que importa, y no el género, ya que nos centramos en hacer nuestro trabajo lo mejor que sabemos.

“La primera igualdad es la equidad.” Víctor Hugo

Araceli Aguilar Salgado Periodista, Abogada, Ingeniera, Escritora, Analista y comentarista mexicana, del Estado de Guerrero, México.

SHARE