Activista social Mario Lara sugiere al gobierno incentivar nuevos negocios

69

Santo Domingo.- El activista social Mario Lara sugirió al gobierno del presidente Luis Abinader impulsar e incentivar la instalación de nuevos negocios, sobre todo como forma de relanzar plazas comerciales cuya ocupación es hoy parcial.

Expresó que su propuesta es que para la instalación de nuevos negocios, los impuestos a tales fines serán reducidos en un 50%, al menos durante un año y que esto abarque, no solo a los negocios a instalarse, sino también a los mediados, pequeños y micronegocios que han visto reducir sus operaciones fruto de la pandemia de la COVID-19.

“Nuestra propuesta es para incentivar nuevos negocios y evitar desaparición de actuales negocios, así como apoyo a plazas comerciales en República Dominicana”, observó Mario Lara.

Cree que para la instalación de nuevos negocios, el Gobierno debe descontar un 50 % del pago de impuestos a las plazas comerciales por periodo de un año y éstas, entonces, rebajar un 40 % en el pago de alquileres de locales a negocios actuales y a propuestas de nuevos negocios.

“Y de esta manera podemos contribuir a bajar los niveles de ansiedad entre los pequeños y medianos negocios que están a punto de irse a la quiebra y colocar personas en lista de desempleo”, expresó el proponente.

Entiende que esta medida traería un incentivo y una gran cantidad de personas iniciarían apertura de propuestas diversas en diferentes sectores de la economía así como generaría contrataciones laborales creando un nuevo repunte y dinamismo económico y social hacia el 2022 .

Explica que, al iniciar un negocio un obstáculo que dificulta su arranque es los precios de alquileres en plazas comerciales, por lo que un descuento de un 40 % por un año traería un ahorro para invertir en dar apertura a una propuesta comercial.

Según Mario Lara, este sacrificio fiscal en las recaudaciones sería mínimo porque tiene un tiempo límite y sería un incentivo para lograr mantener negocios actuales apertura de nuevas propuestas en el mercado e dar un espaldarazo a los inversionistas de gran escala en demostrarle que el gobierno de República Dominicana en los momentos difíciles apoya sus inversiones y mantiene una política permanente de incentivar dinamismo económico.