Historia brillante de una madre, escritora y poeta

61

Por: Carlos Javier Jarquín

¡Que bellas son las madres! Especialmente las madres amorosas que se entregan incondicionalmente  en cuerpo y alma a cuidar con toda la delicadeza del universo a sus descendientes, aplausos para todas las madres emprendedoras, que hacen hasta lo imposible por darle lo mejor a su hijos y qué todas ellas marcan la diferencia con el vivo ejemplo que cotidianamente le brindan a su entorno, especialmente a las jóvenes.

Hoy quiero compartirles la historia de una madre que con su ejemplo provoca verdadera admiración y ella es  Idalmis Castellanos Botas (nacida en Santiago de Cuba el 12 de febrero de…). Desde sus primeros años de estudio, participó activamente en todas las actividades pioneriles. Es graduada de Técnico Medio en Bibliotecología y ulteriormente Licenciada en Educación en el I.S.P.F.P., en la especialidad de Literatura y español. Trabajó como bibliotecaria en diferentes establecimientos, así como también en el cargo de Especialista en Capacitación y Cuadro. En paralelo, se desempeñó como guionista y locutora de la Radio Base “Oro Negro”.

Es madre de dos hermosas hijas; Denisse y Susana, sobre ellas afirma: “Me dediqué sin importar mi tiempo, aunque para poder hacerlo, me haya costado sacrificar, mi vida de mujer, más no me arrepiento si volviera de nuevo a nacer repetiría mi misma historia. Estoy orgullosa de mis hijas, porque las eduqué desde mis propios principios y valores, hoy son dos mujeres integradas a la sociedad”.

El apoyo que le ha dado a sus hijas notablemente es símbolo de respeto y admiración, ella dice que estudió 4 carreras universitarias, comparto su explicación:

  • Las ayudé y formé como ser humano, estudié con ellas, con Denisse mi hija mayor durante seis años me dediqué ayudarle durante toda su carrera, ella estudió Imagenología y Rx, la menor estudió Odontología y luego se hizo una especialidad Les ayudaba a investigar en cualquier trabajo de las diferentes asignaturas, para ampliar sus capacidades creadora, en horas de noches y madrugadas para revisar el trabajo, la redacción, la ortografía, la concordancia,  y que al final le fueran ganando puntos para que fueran excelentes alumnas. Luego la presentación del trabajo, les enseñé a estudiar para  que no fueran alumnas del montón, debían de demostrarlo, además de que un alumno no solo tiene que regir por las notas tomadas en cada conferencia recibida por el profesor.

 

  • Claro esto me permitió como sensibilizarme con esas carreras que dentro de la Medicina es para salvar y prevenir enfermedades que algunas pueden ser malignas. Me permitió poder estrechar los lazos de madre e hijas. ¡Y qué felicidad tan grande ir a la graduación de ambas hijas! Donde obtuvieron diploma de oro, al culminar sus carreras universitarias. Hoy que han pasado algunos años mi orgullo como madre crece, porque he educado a mis hijas como mis amigas, sin tabú, sin perjuicios, y tanto ellas como yo no hemos retroalimentado y pienso que sin la ayuda de ellas no fuese una mujer osada, valiente que no teme a lo novedoso, que nací guerrera, no me rindo jamás y que logré ser siempre una mujer adelantada a su época que le tocó vivir y 
  • como madre siempre fui mejor, que como mujer.

Su libro puedes comprarlo en Amazon.

Idalmis es escritora, poeta y le fascina cantar, en sus versos siempre está manifestando con eminente belleza, la ternura, dulzura y humanismo de su corazón, leer su poesía es sinónimo de inspiración fielmente recomiendo que leas su poemario, La luna y mis lujurias. ¡Que la historia de esta madre, escritora, poeta y amiga sea de gran inspiración! En la vida de quien tenga el privilegio de leer esta nota. Cordialmente en este video ella nos lee dos poemas de su autoría, que lo disfruten al máximo.

 

carlosjavierjarquin2690@yahoo.es / Escritor y poeta