La cultura estadounidense de innovación abarca todo el país

108
(© Shutterstock)

El Valle del Silicio en California es conocido por su cultura de las empresas emergentes. También lo son los centros comerciales del noreste, como Boston y Nueva York, o Seattle, en la zona del noroeste junto al Pacífico. Las empresas emergentes de estos corredores tecnológicos se han beneficiado durante mucho tiempo de la inversión de los capitalistas de riesgo.

Pero a los estadounidenses de todo el país les gusta innovar. Los inversores lo reconocen cada vez más y apoyan a nuevas empresas en todo el país.

Las empresas emergentes del sur y del medio oeste están encontrando inversores para tecnologías que ayudan a la banca con inteligencia artificial o que verifican los hábitos de conducción y fijan las tarifas de los seguros (en inglés) a través de los teléfonos inteligentes.

Root Insurance, una aseguradora de automóviles con sede en Columbus (Ohio), recibió 724 millones de dólares en una oferta pública inicial en octubre de 2020, mientras que la empresa emergente bancaria nCino, con sede en Wilmington (Carolina del Norte), recaudó 248 millones de dólares a través de una oferta pública inicial en julio de ese año, según Barron’s.

Un hombre sentado en un restaurante muestra la pantalla de un teléfono inteligente a una persona al otro lado de la mesa (© Root Insurance)
“Root Insurance”, con sede en Columbus (Ohio), utiliza una aplicación de teléfono móvil para verificar hábitos de conducción. La empresa emergente recaudó 724 millones de dólares en su oferta pública inicial en octubre de 2020, según Reuters. (© Root Insurance)

Mientras tanto, han surgido centros tecnológicos en ciudades universitarias (en inglés) como Gainesville (Florida), Columbus (Ohio), Boulder (Colorado) e Indianápolis.

La pandemia de COVID-19 puede impulsar aún más esta tendencia (en inglés) ya que los inversores han descubierto que pueden conocer las nuevas empresas e incluso asistir a las reuniones del consejo de administración a distancia.

“Esto podría crear un círculo virtuoso de oportunidades económicas en ciudades y regiones que han quedado en gran medida al margen del auge tecnológico de Estados Unidos”, según  informa Axios.

Las cifras lo demuestran. La región de San Francisco ha atraído tradicionalmente una gran parte del capital de las empresas emergentes, pero ahora otras zonas están llamando la atención:

  • Se espera que en 2021 el porcentaje de la totalidad de capital de riesgo invertido en Estados Unidos fuera de la zona de la bahía de San Francisco sea de más de un 80 % (en inglés) por primera vez.
  • Casi todos los meses durante la pasada década una empresa tecnológica con sede fuera del área de la bahía de San Francisco ha sido o bien adquirida o bien ha vendido acciones por valor de más de mil millones de dólares (en inglés).

Una cultura de emprendedores

La expansión de empresas emergentes por todo el país refleja cómo prospera la cultura empresarial estadounidense.

Una mujer utiliza un procesador de alimentos en una cocina en la que se ven fuentes con hierbas aromáticas y limones sobre una superficie (© Maazah)
Yasameen Sajady recibió un préstamo del grupo WomenVenture para ayudar a ampliar Maazah, el negocio para hacer chatney que cofundó, según la publicación “Food Business News”. (© Maazah)

Aunque los inversores de capital de riesgo invierten fuera de los centros habituales, otras organizaciones apoyan a los empresarios que crean empresas en sus comunidades. El grupo WomenVenture ofrece préstamos para ayudar a crear o hacer crecer empresas cerca de Minneapolis, mientras que ReSet apoya a propietarios de empresas en Hartford (Connecticut) con asesoría legal, de mercadeo y respecto a marcas.

La nueva tendencia promete aprovechar las nuevas ideas y la creatividad de un número aún mayor de estadounidenses así como difundir más ampliamente los beneficios de la innovación tecnológica.

Fuente:  https://share.america.gov/

SHARE