PromeseCal, continúa a la vanguardia de la transparencia

65

Por: Fitzgerald Tejada Martínez

Por tercera vez consecutiva, la Dirección General de Ética e Integridad Gubernamental (DIGEIG), otorgó al Programa de Medicamentos Esenciales y Central de Apoyo Logístico (PromeseCal), la calificación del mejor puntaje que se asigna a las instituciones públicas del gobierno, por cumplir con los parámetros y lineamientos de transparencia, a través de su portal institucional, con lo cual, la institución, se coloca como un ejemplo a seguir por las demás dependencias del Estado.

La calificación de 100 puntos, garantiza que PromeseCal, da fiel cumplimiento a la Ley General de Libre Acceso a la Información Publica No. 200-04, que establece la publicación y actualización, permanente, oportuna y proactiva de las informaciones que están relacionadas con su funcionamiento y desempeño institucional, según lo establece la resolución no. 01-2018, emitida por la DIGEIG, quien tiene bajo su responsabilidad, monitorear los portales en internet, de las instituciones del Estado, a fin de velar por el fiel cumplimiento de los parámetros y lineamientos de transparencia y ética gubernamental.

En ese sentido, desde que fue designado como Director General de PromeseCal, Adolfo Pérez, ha puesto un gran empeño en hacer de la transparencia, el eje principal de las actividades que realiza su gestión, tanto en las cuestiones que son de carácter administrativas, como en el desarrollo de los procesos de licitaciones públicas, para la compra y contratación de bienes y servicios –para adquirir medicamentos e insumos hospitalarios–, las cuales se realizan bajo estrictas medidas de supervisión, por parte de los organismos correspondientes, en materia jurídica, corporativa y de fiscalización, conforme establecen los estándares institucionales de auditoría financiera.

En consecuencia, PromeseCal, tiene sobre sus hombros un gran compromiso de continuar dándole seguimiento al proceso que contribuye con el fortalecimiento de su portal de trasparencia institucional, optimizando de forma permanente su acceso para garantizar que la población, conozca y se mantenga informada, respecto de cómo se manejan los fondos públicos o bajo cuales criterios actúa esa dependencia del Estado.

La transparencia, no es sólo aquella que viene por la disposición de las normas que están establecidas de acuerdo a las leyes y sus reglamentos, sino también depende de la actitud de los funcionarios públicos que están al frente de las posiciones más altas, para comportarse de manera correcta y exigir a quienes estén bajo su responsabilidad, en la cadena de mando, una conducta adecuada en sus roles administrativos.

El país, vive una etapa interesante en la que, la sociedad, casi en su conjunto, reclama una mayor transparencia de las acciones que realizan sus autoridades. Esto, sin embargo, es una transición positiva como indicador de que la gente parece decidida a empoderarse de los reclamos que son necesarios para que tengamos una mejor nación. Empero, no será suficiente con lograr que los gobiernos tengan un mejor desempeño, hasta tanto exista un compromiso social de cada uno de nosotros en asumir nuestros deberes civiles, puesto que muchas de las cosas andan mal por nuestros desafectos ciudadanos.

SHARE