Internet, Redes informáticas y ciberseguridad

144

Por Araceli Aguilar Salgado 

“Ciberespacio: Libertad + seguridad + tecnología + derecho. La solución no está en limitar ninguno, sino en potenciar todos y lograr su equilibrio”     

Araceli Aguilar Salgado

Antes del COVID-19, los ataques cibernéticos ya estaban aumentando, y la pandemia y el confinamiento, las cuarentenas y el aumento en el uso de las redes informáticas, el internet y del comercio electrónico han explotado resultante no hicieron más que incrementar aún más este riesgo, ya que, a dos de la pandemia de coronavirus, igual sigue siendo un año fuera de lo normal, a pesar de la llegada de la vacuna, todavía quedan meses por delante de una dura batalla en el terreno salud, económico, educativo y social.

Por lo que, ante este panorama, los retos son, como las expectativas, grandes y amplios entre ellos el encaminado a la ciberseguridad.

El teletrabajo y la seguridad en la nube: La propagación del trabajo desde casa ha aumentado drásticamente la superficie de ataque y ha obligado a muchas organizaciones a acelerar sus estrategias digitales y las tendencias de ciberseguridad emergentes fortalecerán las capas de protección y posibles vulnerabilidades involucradas, a nivel personal y colectivo.

La nube permite almacenar y acceder a datos y programas a través de Internet en lugar del disco duro de su computadora por lo que se debe proteger de los hackers, crackers, phishing, pharming. grooming, sexting son sólo algunas de las prácticas que violentan, usurpan, agreden o atentan contra la seguridad de los usuarios de Internet.

Por ello, debemos mantenernos alerta para activar las medidas de protección y salvaguardar nuestra vida e integridad al usar la red.

La tecnología 5GAbrirá rápidamente más potenciales vulnerabilidades a medida que fructifique y las empresas de telecomunicaciones continúen desplegando estas redes, también aumentarán los problemas de seguridad y se convertirá en una preocupación a nivel nacional, imposible ignorar las oportunidades que ofrece el 5G, se debe adoptar una mentalidad de seguridad por diseño, al explorar la mejor manera de utilizar esta nueva red.

Preocupaciones de seguridad para Internet: El internet de las Cosas ha impulsado la innovación en todos los ámbitos de la vida, detonó sin un marco de seguridad sólido y por ello, debemos haber controles de privacidad de datos, que deben evaluarse desde el principio y no a posteriori, “para que podamos confiar en que los mismos datos no se utilicen de forma nefasta y sean objeto de amenazas.

Los ataques ransomware: Es un tipo de malware (software malicioso) que los cibercriminales utilizan para obligar a las personas a pagar un rescate cuyo objetivo es una persona u organización, se puede propagar a los ordenadores a través de archivos adjuntos o enlaces incluidos en correos electrónicos de phishing, a través de sitios web infectados mediante una descarga oculta o a través de dispositivos USB infectados.

Una vez que un ordenador o una red están infectados con ransomware, el malware bloquea el acceso al sistema o cifra los datos de dicho sistema, y los cibercriminales exigen que las víctimas paguen un rescate para que puedan recuperar el acceso a su ordenador o a sus datos.

Los ataques de noticias falsas o fake news: Tienen el propósito de difundir información que no es real, pero es verosímil y creíble, su intención es manipular las acciones y el pensamiento de los individuos, y generar una atmósfera de temor y pánico que bloquee el raciocinio y el juicio crítico, los casos son muchísimos y cada vez más comunes, acordes a la era digital.

Frente al COVID-19, la desinformación y las fake news implican otro tipo de riesgos que socavan la integridad del individuo, la cohesión social y afectan las medidas de salud pública, por ello el uso seguro de las tecnologías para garantizar un uso saludable de las mismas, así como también del aprendizaje automático para proteger de las campañas de desinformación, todos los actores tienen un cierto grado de compromiso y responsabilidad y acciones deben tomarse desde cuatro frentes: Desde las corporaciones de tecnología, los gobiernos, el periodismo y los fact-checkers y la ciudadanía

Los sistemas de Tecnología Operacional: es el uso de hardware y software para monitorear y controlar los procesos físicos, los dispositivos y la infraestructura, los sistemas de tecnología operativa se encuentran en una amplia gama de sectores con alta utilización de activos, realizando una gran variedad de tareas que van desde el monitoreo de Infraestructura crítica hasta el control de robots en una planta de fabricación.

Es motivo de preocupación y la protección de todas estas áreas de enfoque para muchos sectores, ya que estos equilibran la digitalización y la seguridad, ante este panorama es importante entender que estas medidas de seguridad son obligatorias para todas las organizaciones y sectores que implementan el trabajo remoto, que lo consideran para el futuro o que piensan mantenerlo de manera definitiva:

  • Capacitación de los usuarios, ciudadanía de forma frecuente.
  • Uso obligatorio de herramientas como las redes privadas virtuales (VPN), firewall y antimalware
  • Uso de la autenticación multifactor cuanto más sea posible
  • Habilitación de las actualizaciones automáticas en los dispositivos
  • Uso exclusivamente de dispositivos entregados por la entidad
  • Verificación de las redes WiFi de cada usuario.

La pandemia del coronavirus aceleró el trabajo remoto en todo el mundo y como sociedad, gobierno, empresas y ciudadanía debemos entender que con este cambio también llegó un extra de responsabilidad para que nos adaptemos a esta nueva situación de transformación y pongamos los medios para garantizar la seguridad de nuestros sistemas y usuarios, la es importante ciberseguridad.

“La libertad y la seguridad son dos caras de una misma moneda, no existe seguridad sin libertad, ni libertad sin seguridad. De cómo se articulen dependen el éxito”     
Araceli Aguilar Salgado Periodista, Abogada, Ingeniera, Escritora, Analista y comentarista mexicana, del Estado de Guerrero, México.   

SHARE