Me lo pido mis regalos a los Reyes Magos

366
Araceli Aguilar Salgado

Por Araceli Aguilar Salgado

 “Los regalos que trajeron los reyes fueron: oro, incienso y mirra.

 Nosotros por esa razón acostumbramos por estas fechas regalar.

 Podemos dar cosas materiales, pero hay algo que es más hermoso dar: el amor.

 Si vemos los regalos, dentro de todo lo que podemos apreciar, el mejor regalo nos lo dio Jesús.

 Él nos dio amor, esperanza y alegría.”

 Independientemente de los credos de cada quien, lo cierto es que el mensaje que habita en esta hermosa celebración trata sobre los dones de vida que nos son dados al nacer, y que es nuestra responsabilidad atesorarlos.

Todos nacemos con un destino, cargamos sobre nuestra espalda algo de oro, incienso y mirra, pero para aprovecharlos de la mejor manera nuestra mente y corazón han de ser equipo y eso aplica para tomar decisiones, para educar en la vida a un hijo o simplemente para escoger un regalo, no ama más quien más consiente, sino quien está dispuesto a hacer lo correcto, aunque lo correcto no sea lo que lo vista de gloria.

Para conmemorar la adoración del Niño Jesús por parte de los tres reyes magos, todos los años, el 6 de enero se celebra el día de los Reyes Magos en varios países del mundo que estos eran provenientes del Oriente para rendir honores y traer presentes al recién nacido, mismo que constituye un símbolo inequívoco del reconocimiento del mundo pagano, que reconoce a Jesucristo como Rey y único salvador de la humanidad, esto de acuerdo a la religión católica que coincide con el día de la Epifanía una de las celebraciones litúrgicas más antiguas que significa revelación o aparición, en referencia a que el niño Jesús se muestra al mundo pagano, representado en los Reyes Magos, mismo que establece el fin del periodo navideño en muchos países del mundo, especialmente en los de habla hispana.

En lengua persa “mago” significaba “sacerdote” y justamente los magos (“magoi” en griego) pertenecían a una casta de sacerdotes persas o babilonios, aunque ellos no conocían la revelación divina como los judíos, estudiaban las estrellas en su anhelo de buscar a Dios.

Melchor, Gaspar y Baltasar fueron los tres reyes Magos que vinieron de tierras lejanas a entregar ricos presentes como oro, incienso y mirra, para homenajear al rey de reyes: Jesús de Nazaret se consideraba que eran monarcas provenientes de naciones del Oriente al Mediterráneo, siendo hombres poderosos, sabios y nobles, ya que en los evangelios de la Biblia no se indican detalles sobre estos Magos que vinieron a adorar a Jesús.

Melchor se representa generalmente como un anciano blanco con barba por las personas provenientes de la zona europea y ofrece al Niño el oro por la realeza de Cristo.

Gaspar representa a la zona asiática y porta el incienso por la divinidad de Jesús.

Baltazar es negro en representación de África y regala al Salvador la mirra, sustancia que se utilizaba para embalsamar cadáveres y símbolo de la humanidad del Señor.

Lo que llama mucho la atención son los regalos que le hicieron los tres magos, cada uno de ellos encierra un profundo simbolismo que encierra los regalos hechos y que ofrecieron al Niño Jesús mirra porque el Niño era hombre, e iba a morir joven y su madre necesitaría mirra para ungir el cadáver. Le ofrecieron oro porque el Niño era Rey e incienso porque el Niño era Dios. Estos tres obsequios eran carísimos en esa época y es por tal razón que llama la atención estos obsequios claramente simbólicos de realeza, divinidad y humanidad.

Se los empezó a llamar “reyes” a los magos por una referencia al Salmo 72 (10 -11) que reza: “Los reyes de occidente y de las islas le pagarán tributo. Los reyes de Arabia y de Etiopía le ofrecerán regalos. Ante él se postrarán todos los reyes y le servirán todas las naciones”.

De acuerdo a antiguas representaciones físicas de los magos los mostraban en trajes persas, sosteniendo las ofrendas con las manos cubiertas por sus mantos. A partir del siglo IX se representaban como Reyes, con coronas adornando sus cabezas, para ese entonces ya se les llamaba magos a los hechiceros, también se les denominaba con este nombre a los hombres sabios y de ciencia.

Anteriormente se consideraban de procedencia árabe o persa. Posteriormente simbolizaron los tres continentes hasta entonces conocidos: Asia, Europa y África. A partir del siglo XV pasaron a representar a toda la humanidad.

Los restos de los reyes reposaron en Constantinopla hasta el año 474 y luego fueron trasladados a la catedral de Milán, Italia. Actualmente los restos mortales permanecen en Colonia, Alemania.

Por lo que queridos lectores pido a los Reyes Magos para cada uno de ustedes que en este año 2021 salud, amor y felicidad y también quien quiera recibir este regalo debe además encontrar qué va a hacer él para saber aceptarlo. Nada de lo que hagamos será suficiente, pero todo lo que podemos hacer es necesario.

Me lo pido mis regalos a los Reyes Magos

Me pido cajas de sonrisas y un puñado de besos. Me pido noches inolvidables. Y días también. Me pido abrazos que hacen olvidar cualquier Miedo, y te reconstruyen en un segundo. Me pido miradas que no se olviden. Y caricias Que producen escalofríos.

Me pido alguien que me mire incluso Cuando cierro los ojos. Me pido amigos que no se vayan nunca, Y que no fallen. Me pido a mi familia. Me pido viajes que te hacen soñar. Me pido salud que me dure para toda una Vida. Me pido amor mucho amor.

Me pido unas manos que me acompañen Cuando esté a punto de caer. Me pido bondad y compañerismo. Me pido un poco de cabeza para Aquellos que se les va.

Me pido pequeños detalles que marquen La diferencia. Y muchas sorpresas.

Me pido un trabajo por el que luchar Cada día. Me pido consejos, esperanza, y sinceridad. Me pido cariño. Me pido ayuda para aquellos que lo necesitan.

Me pido atardeceres bonitos una tarde Cualquiera. Me pido mañanas con desayuno en la cama. Me pido justicia. Me pido juguetes para los que no tienen.

Me pido más visitas inesperadas, Y menos wasap. Me pido alegría, sueños y fuerza.

Me pido no rendirme nunca. Me pido paciencia. Me pido lágrimas de felicidad y una caja de carcajadas. Me pido una sonrisa para cada día, y Un par de ellas más. Por si acaso.

Las cosas más bellas de la vida que no se ven con los ojos, pero se sienten con el corazón. Todos mis cálidos deseos para un Feliz y bendecido día de Reyes Magos 2021.

Fraternalmente su Amiga

Araceli Aguilar Salgado

“Al igual que los reyes siempre sigue la luz de esperanza, esa luz que conduce al amor sincero y puro. Esa luz que les condujo a estos Reyes a llegar ya postrarse delante del Rey de reyes. Si seguimos esa luz de Jesús llegaremos al camino indicado.”

 Araceli Aguilar Salgado Periodista, Abogada, Ingeniera, Escritora, Analista y comentarista mexicana, del Estado de Guerrero, México.

SHARE