Tribunal confirma prisión permanente revisable a Ana Julia Quezada

107
Ana Julia Quezada

Por la Redacción.-

MADRID, España.- El tribunal Supremo confirmó este miércoles la pena de prisión permanente revisable para Ana Julia Quezada, por el asesinato con alevosía del niño Gabriel Cruz, de tan solo 8 años de edad, ocurrido en la ciudad de Almería, el día 27 de Febrero del año 2018.

Así mismo La Sala desestimó los recursos de casación interpuestos por la defensa de la acusada y por la acusación particular, y confirmó además la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía que condenó a dicha pena de prisión permanente revisable, a Ana Julia Quezada, por un delito de asesinato hipergravado, y a dos años y medio de prisión por dos delitos contra la integridad moral de los padres del niño asesinado.

De igual manera, La Sala consideró el asesinato hipergravado, que se produjo con alevosía frente a un menor de edad, atendiendo a los hechos probados de la sentencia de instancia donde se sostiene que Gabriel Cruz, ante la confianza generada por la acusada, persona íntimamente vinculada a su entorno familiar desde el inicio de su relación sentimental con su padre, Ángel Cruz, y convivencia con su víctima.

La acusada era consciente de su superioridad respecto al niño por su diferencia de edad y complexión, ya que el niño solo tenía un metro y treinta centímetros de tamaño, y pesaba 24 kilos.

En este caso, el Alto Tribunal entendió que concurren una serie de circunstancias bien definidas intencionalmente utilizadas y aprovechadas por la acusada con un solo fin, matar al niño Gabriel Cruz, sin riesgo para ella.

En cuanto a la ratificación de la pena del delito contra la integridad moral de los padres del asesinado Gabriel Cruz, el tribunal explicó que partió desde la frase que se consigna de los hechos probados a tenor de que Ana Julia Quezada, simuló a su padre y siempre le decía: hoy lo vamos a encontrar a sabiendas de que lo había asesinado.

Otro caso que el Supremo consideró que, una vez de haber asesinado al niño Gabriel, Ana Julia Quezada, cavó una fosa para enterrar el cadáver del niño, cortando un brazo del niño que no cabía en ella en dicha fosa, mantuvo una actitud de simulación, fingiendo durante 11 días que duró la búsqueda del menor, alentando los ánimos de los padres del mismo y alimentando falsas expectativas de que el niño iba a aparecer, incluso asistiendo a una manifestación de apoyo a la familia con una camiseta con la cara del niño impresa “todos somos Gabriel”.

De igual manera colocó una camiseta de Gabriel en un cañaveral de difícil acceso, luego desenterró el cadáver, lo introdujo en un maletero de su coche para transportarlo a otro lugar, según informó el periódico El Mundo, este miércoles.