Ministros de Defensa de las Américas, asumen nuevos compromisos frente al COVID-19

58

Los Ministros de Defensa de las Américas, incluido el dominicano Teniente General Carlos Luciano Díaz Morfa, ERD, asumieron nuevos compromisos conjuntos para impulsar sus esfuerzos y lograr que el hemisferio occidental se convierta en una zona de paz, desde el cual se contenga y mitigue la pandemia del Covid-19, con respuestas efectivas ante esta y otras emergencias.

El compromiso se asume con la firma de la Declaración de Santiago de Chile, de la XIV Conferencia de Ministros de Defensa de las Américas, realizada de forma virtual, en la que las Fuerzas Armadas de la región reafirmaron su voluntad para lograr los objetivos de la declaración.

En el pacto, asumido en el marco del cónclave, los Ministros de Defensa propugnaron porque las naciones involucradas continúen recurriendo al diálogo, el respeto a los principios del derecho internacional y lo establecido en la Carta de las Organización de las Naciones Unidas (ONU), en favor de la integración, la estabilidad y la suma de capacidades de las Fuerzas Armadas en temas de asistencia y ayuda humanitaria.

En el marco del cónclave se acordado, además, que Brasil sea la sede de la próxima conferencia y crear un marco para la cooperación hemisférica en ciberdefensa y el ciberespacio. La declaración de Santiago de Chile también destaca el papel creciente de la mujer en las Fuerzas Armadas, y reiteró la voluntad de los Ministros de Defensa de las Américas de enfrentar el crimen organizado transnacional, el narcotráfico y la pesca ilegal, entre otras amenazas comunes.

El acto inaugural de la Conferencia estuvo encabezado por el Ministro de Defensa de Chile, presidente Pro Témpore del organismo, Mario Desbordes Jiménez y quien presidió la sesión plenaria.

La iniciativa se desarrolla desde el año 1995, como foro de debate donde los Ministros de Defensa de la región pueden discutir temas de seguridad y defensa, así como coordinar y aumentar la colaboración sobre sus responsabilidades, conforme a los principios de Williamsburg.

Este foro que se celebra cada dos años, ha servido para coordinar, en caso de que ocurran contingencias de cualquier índole en la región, se puedan sumar esfuerzos en recursos humanos, logística y capacidad operativa de las Fuerzas Armadas para servir a los 34 países del hemisferio.