Estados Unidos autorizará vacunas contra COVID-19 en los próximos días

59
El presidente Trump habla durante la cumbre de la Operación “Warp Speed” en la Casa Blanca el 8 de diciembre. (© Evan Vucci/AP Images)

Estados Unidos espera comenzar pronto la distribución en masa de las vacunas contra COVID-19 en el país.

Durante la cumbre de la Operación Warp Speed celebrada en la Casa Blanca el 8 de diciembre, el presidente Trump dijo que espera que la Administración de Alimentos y Fármacos de Estados Unidos autorice una vacuna producida por el fabricante estadounidense Pfizer en los próximos días, y que la autorización de la vacuna de la farmacéutica Moderna probablemente se produzca poco después.

“Las empresas estadounidenses fueron las primeras en producir una vacuna segura y eficaz verificable”, dijo a la audiencia televisiva. “Juntos venceremos al virus, y pronto terminaremos la pandemia, y salvaremos millones y millones de vidas, tanto en nuestro país como en todo el mundo”.

El desarrollo y las pruebas de las vacunas a veces pueden llevar años, pero el gobierno de Estados Unidos invirtió 14.000 millones de dólares para comprometerse a comprar dosis y acelerar el desarrollo, los ensayos clínicos y los procesos de fabricación.

La orden ejecutiva de Trump del 8 de diciembre (en inglés) ordena que Estados Unidos facilite el acceso internacional a vacunas seguras y eficaces contra COVID-19 después de que todos los estadounidenses hayan tenido acceso a una vacuna, reafirmando el compromiso de Estados Unidos de ayudar al mundo a poner fin a la pandemia de COVID-19.

A través de la Operación Warp Speed, Estados Unidos ha convocado a científicos del gobierno, compañías farmacéuticas privadas e investigadores universitarios con el objeto de encontrar vacunas seguras y efectivas antes de fin de año. Los organismos gubernamentales de Estados Unidos han apoyado seis posibles vacunas contra COVID-19, cinco de las cuales se encuentran en las últimas etapas de los ensayos clínicos.

Tanto Pfizer como Moderna, dos empresas estadounidenses con las que el gobierno de Estados Unidos tiene acuerdos de compra, han presentado solicitudes de autorización de uso de emergencia para sus posibles vacunas ante la Administración de Alimentos y Fármacos de Estados Unidos. Tanto Pfizer como Moderna anunciaron recientemente que sus vacunas han demostrado una eficacia del 95 % en los ensayos clínicos.

Pfizer, con sede en Nueva York, desarrolló su vacuna con la compañía alemana BioNTech. Moderna, con sede en Massachusetts, desarrolló su vacuna en asociación con los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos.

Si bien las vacunas de esas empresas son las primeras en trámite de autorización de uso de emergencia en Estados Unidos, es posible que se autoricen vacunas adicionales en los próximos meses, en espera de los resultados de los ensayos clínicos. Mientras tanto, el gobierno de Estados Unidos también sigue apoyando el desarrollo de tratamientos para COVID-19.

“Ha sido increíble”, dijo Trump sobre el impulso sin precedentes para una vacuna. “Y acabará con la pandemia”.

Fuente:  https://share.america.gov/