Cándido Mercedes afirma corrupción se llevaba riquezas del crecimiento

43
Cándido Mercedes

Santo Domingo.- El ex coordinador del movimiento Participación Ciudadana, Cándido Mercedes, afirmó que el crecimiento económico que ha disfrutado el país durante décadas no ha contribuido a erradicar la pobreza ni ha mejorado la calidad de vida de la mayoría del pueblo porque la corrupción se llevaba gran parte de los capitales producidos.

El destacado dirigente de la sociedad civil hizo el pronunciamiento al expresar que el expediente contra los implicados en la Operación Anti-Pulpo está bien estructurado y marca el inicio para empezar a desterrar la corrupción.

“Nunca había visto un expediente tan bien estructurado, no sólo desde la Procuraduría, también desde el ámbito público del país. Es un expediente que está bien hecho, objetivo y profesional”, expresó Mercedes entrevistado en el programa “Esta Mañana”, que se transmite por RTVD 17.

El sociólogo explicó que en la República Dominicana se había establecido una “cleptocracia”, porque la corrupción se convirtió en algo sistemático y estructurado, institucionalizado”, que por mucho tiempo ha afectado al país, principalmente a los más pobres.

“Se había establecido una cultura de la corrupción como algo normal, pese a que afecta la calidad de la democracia, a las instituciones y a los más pobres porque se lleva recursos que han faltado para la atención en salud, el acceso al agua potable y otros servicios que han sido indispesnables para mejorar la calidad de vida de los pobres”, insistió el connotado dirigente cívico.

Sostuvo que a pesar del crecimiento que ha experimentado el país en los últimos 50 años, no se reflejaba en los ciudadanos, ya que parte de las riquezas se iban en la corrupción. “Es por eso que la corrupción afecta a los más pobres, pues no se observa que exista una relación entre el crecimiento de la economía y la disminución de la desigualdad y de la pobreza”, enfatizó.

Mercedes manifestó que los organismos internacionales como el Foro Económico Mundial, Transparencia Internacional y Barómetro de Las Américas colocaban a la República Dominicana en la lista de los países con más altos niveles de corrupción e impunidad, ocupando el quinto lugar en la corrupción registrada en América Latina y el octavo en el mundo.