Todas las obras de Fernando Rosa en el Fonper están bajo investigación del Ministerio Público

106

La procuradora adjunta Reynoso ratificó la solicitud de un año de prisión preventiva para el exfuncionario

SANTO DOMINGO (República Dominicana).-El Ministerio Público tiene bajo investigación por sospecha de sobrevaluación todas las obras realizadas por el Fondo Patrimonial de las Empresas Reformadas (Fonper), durante la gestión de Fernando Rosa Rosa.

“Todas están bajo investigación del Ministerio Público, por sobrevaluación”, especificó la procuradora adjunta Yeni Berenice Reynoso, durante la audiencia para conocer las medidas de coerción contra los detenidos en la Operación Anti Pulpo, que preside el juez José Alejandro Vargas, de la Oficina Judicial de Servicios de Atención Permanente del Distrito Nacional.

Reynoso agregó que el trabajo del Ministerio Público es perseguir el delito y por tanto sus acusaciones no deben ser vistas como expresión de odio, como había alegado el imputado de la Operación Anti Pulpo.

“Me hubiese gustado tener respuesta sobre esos más de 60 millones que se distraían al mes”, del Fonper, agregó Reynoso, al responder los argumentos de Rosa Rosa sobre los supuestos beneficios que reportaron las obras realizadas por el Fonper en distintos puntos del país.

En la continuación de la audiencia para las medidas de coerción de los 11 implicados en el expediente derivado de la Operación Anti Pulpo, la procuradora Reynoso ratificó la solicitud de prisión preventiva contra el imputado Rosa Rosa, de quien dijo se valía de obras de beneficencia para agenciarse buena voluntad mientras estafaba al Estado.

La directora general de Persecución del Ministerio Público refutó en las contrarréplicas los alegatos del exadministrador del Fonper, quien sostuvo que, así como se favoreció a la fundación de Lucía Medina, hermana del expresidente Danilo Medina y del coimputado Juan Alexis Medina Sánchez, también se realizaron decenas de obras y donaciones a favor de la iglesia católica y otras causas sociales.

“Ese es el modelo de Pablo Escobar, aplicado a la corrupción”, resaltó la magistrada Reynoso, para explicar que se trataba de una táctica del funcionario para agenciarse el favor público, mientras afectaba a la institución para la que trabajaba con su participación en el entramado que permitió al grupo de encartados enriquecerse con base en sus vínculos con el poder político. “Yo hago una iglesia, pero yo la sobrevaloro”, agregó la representante del Ministerio Público.