Cuidado con los boicots

157

Por Luis Aníbal Medrano S.

El gobierno dominicano, y en particular desde el Ministerio de Educación, se ha puesto un gran empeño, como nunca visto en la República Dominicana, por darle a la población estudiantil un año escolar como manda la ley, con todas las herramientas necesarias que se requieren en un estado de emergencia sanitaria como por el que estamos transitando desde el principio del año 2020.

Esa especial dedicación para lograr un año escolar 2020-2021, con la impartición de docencia a distancia a la que se atrevió el gobierno dominicano, encabezada por el presidente Luis Abinader Corona y el ministro de Educación Roberto Fulcar, inspirados en el deseo de dar lo mejor de sí para el estudiantado dominicano, tiene ribete de extraordinaria esa cruzada emprendida.

El propio ministro de Educación está consciente de que saldrán a flote algunos que otros problemitas, es que todo no puede ser perfecto, se debe estar claro en ese sentido, pero de que existe la voluntad perenne de hacerlo lo mejor posible, de eso no existe dudas, por la características personales de ambos, tanto del presidente de la República como del ministro de Educación.

Se ha realizado una estructuración pensando en la excelencia, donde todos los actores tienen principalía y cada tecnología utilizada es imprescindible para beneficio colectivo. Partiendo de esa premisa es importante destacar la necesaria participación directa o indirecta de los padres o tutores (para los casos requeridos), y la responsabilidad para consigo mismo del segmento estudiantil que no lo amerite.

Visto todo lo anterior, nos preocupa las malas intenciones politiqueras chantajistas que puedan aparecer en el proceso arranque y desarrollo de este fenomenal proceso educativo y que quieran boicotear el año escolar que recién inicia.

En la guarida de los desalojados del poder existen elementos que dan para todo y al sentirse amenazados de recibir todo el peso de la ley y que sus vidas cambiarán de funcionarios arrogantes, prepotentes y súper adinerados a presidiario en una de las cárceles del país, son capaces de querer hacer diabluras.

Esos meteóricos millonarios de fortunas injustificables tienen incidencia en la generación de energía eléctrica, en los sistemas de televisión por cable y satelital, así como en la televisión y la radio tradicional, por lo que se debe tener cuidado con esos perversos que aun no aceptan que el pueblo lo sacó del gobierno.

Todos los dominicanos debemos estar vigilantes y cuidar el desarrollo del año escolar 2020-2021, es una responsabilidad de todos para beneficio de todos.

Denunciemos por todos los medios cualquier apresto a boicotear un logro que no será solamente un logro del presidente Abinader y del ministro Roberto Fulcar, será un logro de los dominicanos en general.

El autor es periodista, municipalista y político residente en el Bronx, New York.