Nueva estrategia de EE. UU. para limpiar desechos marinos en todo el mundo

60
Una botella de plástico desechada se muestra en la playa de Sandy Hook (Nueva Jersey), en abril de 2019. (© Wayne Parry/AP Images)

Estados Unidos está ayudando a sus asociados internacionales a mejorar sus prácticas de gestión de desechos para mantener los plásticos fuera de los océanos del mundo.

La Estrategia Federal de Estados Unidos para abordar los problemas mundiales de los desechos marinos (en inglés), publicada el 19 de octubre, describe los planes para fortalecer los esfuerzos mundiales para reducir la contaminación por plásticos, que perjudica el medioambiente y amenaza a las economías que dependen de los océanos para la alimentación y el turismo.

“A nivel internacional, hasta 28.000 millones de libras [12,7 millones de toneladas métricas] de desechos llegan a nuestros océanos cada año, perjudicando la vida marina y las economías costeras”, dijo el administrador de la Agencia de Protección Ambiental Andrew Wheeler. “La basura marina es una prioridad máxima para esta administración, y trabajando conjuntamente con nuestros socios globales, nos proponemos resolver el actual y creciente problema de la basura marina en nuestros océanos compartidos”.

Hombre llevando dos cubos en una playa cubierta de basura (© Jes Aznar/Getty Images)
Un hombre carga pescado en una playa cubierta de desechos plásticos el 18 de abril de 2018, en Manila (Filipinas). (© Jes Aznar/Getty Images)

Cada año un promedio de 7,3 millones de toneladas métricas de basura plástica termina en los océanos del mundo, con un costo estimado de 264.000 millones de dólares anuales. Más de la mitad de todos los desechos marinos provienen de cinco países de Asia, y China es responsable del 7,4% de todos los desechos plásticos que llegaron a los océanos, lagos y ríos en 2016, según el documento de estrategia.

El presidente Trump firmó la Ley para salvar nuestros mares en 2018, que ordena al gobierno de Estados Unidos limitar aún más los desechos marinos en el país y en el extranjero. El renovado esfuerzo se produce cuando se espera que los desechos mundiales aumenten en un 70 %, de 1.800 millones de toneladas métricas en la actualidad a 3.080 millones de toneladas métricas generadas anualmente para 2050, según el documento de estrategia.

La estrategia describe cuatro enfoques principales para reducir los desechos que van al mar en todo el mundo:

  • Crear capacidad para gestionar mejor los desechos.
  • Incentivar el mercado mundial del reciclaje en asociación con el sector privado.
  • Promover la investigación y el desarrollo con tecnologías y soluciones innovadoras.
  • Promover la limpieza de basuras, incluyendo sistemas de captura de desechos en los mares y ríos.

El plan está basado en una serie de iniciativas existentes en Estados Unidos para reducir los desechos marinos, incluidas las que se llevan a cabo en el marco de la iniciativa internacional “Aguas libres de basura” de la Agencia de Protección Ambiental (EPA), que colabora con asociados internacionales para reducir las fuentes de desechos mediante una mayor concienciación, la recogida de desechos u otras iniciativas.

El programa Ciudades limpias, Océano Azul (en inglés) de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) está contribuyendo con 48 millones de dólares en un período de cinco años para ayudar a los países en rápido proceso de urbanización de Asia y América Latina a limitar la contaminación por plásticos mediante la mejora de los sistemas de gestión de residuos sólidos y el fomento de modificaciones en el comportamiento.

USAID lanzó el Programa de reciclaje de desechos para los municipios (en inglés) por valor de 14 millones de dólares en octubre de 2016. Este programa ha proporcionado subvenciones a 30 proyectos dirigidos localmente con soluciones innovadoras y sostenibles en Indonesia, Filipinas, Sri Lanka y Vietnam.

USAID también se ha asociado con la Alianza para poner fin a los desechos plásticos y con el sector privado para desplegar modelos empresariales y tecnologías que mejoren la gestión de los desechos en las ciudades que contribuyen a los desechos marinos. La alianza ha convocado a más de 50 empresas privadas que se han comprometido a invertir colectivamente 1.500 millones de dólares en soluciones para poner fin a los desechos plásticos.

USAID, en colaboración con la Corporación Financiera de Desarrollo Internacional (DFC) de Estados Unidos, también ha proporcionado una garantía parcial de préstamo de 35 millones de dólares para estimular la inversión del sector privado en el reciclaje en el sur y el sudeste de Asia.

“Como parte de la visión del presidente Trump, la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional trabaja con gobiernos locales, comunidades y el sector privado en países clave para reducir la contaminación de los plásticos en el océano”, dijo John Barsa, administrador interino de USAID, en su declaración del 19 de octubre.

Fuente: https://share.america.gov/