Disminuyen asesinatos de periodistas y surgen nuevos riesgos fuera de las situaciones de conflicto

39

París, 2 de noviembre – Las últimas cifras publicadas por la UNESCO con motivo del Día Internacional para Acabar con la Impunidad de los Crímenes contra los Periodistas, el 2 de noviembre, muestran un descenso del 14% en los asesinatos de periodistas en 2018-2019 en comparación con los dos años anteriores.

Estas estadísticas, que figuran en el Informe de la Directora General sobre la Seguridad de los Periodistas y el Peligro de la Impunidad, también muestran que la impunidad sigue siendo la norma, ya que casi nueve de cada 10 casos quedan impunes.

“Aunque estamos viendo un descenso en el número de periodistas asesinados en todo el mundo, demasiados periodistas siguen pagando el precio final por sus reportajes. Seguimos profundamente preocupados por los crecientes riesgos a los que se enfrentan los profesionales de los medios de comunicación fuera de las situaciones de conflicto y la persistente impunidad de estos ataques”, dijo Audrey Azoulay, Directora General de la UNESCO. “Para preservar el derecho fundamental a la libertad de expresión y garantizar que el público tenga acceso a información fiable, debe permitirse que florezca la información libre y segura y que los autores de delitos contra los periodistas sean sistemáticamente llevados ante la justicia”, añadió.

Según el informe, en 2018-2019, la UNESCO registró un total de 156 asesinatos de periodistas en todo el mundo. Cincuenta y siete de ellos tuvieron lugar en 2019, el total anual más bajo en una década.

Las cifras muestran que, si bien los asesinatos de periodistas han disminuido considerablemente en los países que sufren conflictos armados, el descenso ha sido menor en los países que no los sufren. Estos países registran el mayor número de periodistas asesinados desde hace varios años. Se trata de una tendencia preocupante que indica que la mayoría de los periodistas asesinados son ahora asesinados fuera de los escenarios de guerra por informar sobre corrupción, violaciones de los derechos humanos, delitos ambientales, tráficos ilícitos e infracciones de carácter político.

El informe también señala que el periodismo sigue siendo una profesión peligrosa que se enfrenta a muchos tipos de amenazas, violencia y acoso. Las mujeres periodistas son objeto de ataques de género en línea y fuera de línea que van desde el acoso hasta la agresión física y sexual.

Aunque en el último decenio se ha matado a un periodista cada cuatro días en todo el mundo, la impunidad de estos crímenes sigue prevaleciendo. Según indicaciones de los Estados Miembros de la ONU, el 13% de estos casos se han resuelto este año a través de un proceso judicial completo, una ligera mejora en comparación con el 12% de 2019 y el 11% de 2018.

El mayor número de atentados mortales en 2018-2019 tuvo lugar en América Latina y el Caribe, donde se produjo casi un tercio (31%) de todos los asesinatos de periodistas en todo el mundo, seguida de la región de Asia y el Pacífico con el 30% de los asesinatos.

El Día Internacional para poner fin a la impunidad irá seguido de una Conferencia Mundial sobre la Libertad de Prensa los días 9 y 10 de diciembre, organizada en línea por la UNESCO en asociación con el gobierno de los Países Bajos. El día 10 de diciembre se centrará en la necesidad de fortalecer el papel de la judicatura, en particular de los fiscales, en la investigación y el enjuiciamiento de los delitos y ataques contra los periodistas. Estos temas son objeto de nuevas directrices que la UNESCO publicará en esa ocasión.

La UNESCO y sus socios también están organizando otros actos en al menos 18 países con motivo del Día Internacional para poner fin a la impunidad. El objetivo es poner de relieve la obligación de llevar ante la justicia a quienes utilizan la violencia para silenciar a los medios de comunicación y, de ese modo, socavar la libertad de expresión, privando al público de información vital.

La UNESCO también está lanzando una campaña mundial en redes sociales para el Día Internacional. Esta campaña rinde homenaje al valiente compromiso de los periodistas para establecer la verdad y hace un llamamiento a las autoridades de todo el mundo para que garanticen la justicia en los casos de asesinato de periodistas. La campaña tiene por objeto alentar a los ciudadanos a que ayuden a proteger a los periodistas y a que no permanezcan indiferentes a la impunidad de que gozan quienes atacan a la prensa.

El Día Internacional para poner fin a la Impunidad subraya la gravedad de estos ataques a la libertad de expresión, ataques que constituyen una forma de censura tan brutal como ilegal.

Los Estados Miembros examinarán el informe de la Directora General sobre la seguridad de los periodistas y el peligro de la impunidad en el Consejo Intergubernamental del Programa Internacional para el Desarrollo de la Comunicación (PIDC) de la UNESCO, previsto para los días 25 y 26 de noviembre de 2020.