Con música y recreación teatral en el ingenio colonial recordarán Rebelión Negra en Boca de Nigua

71

Nigua, San Cristóbal.- Tras 224 años del acontecimiento histórico de la revuelta Negra de Boca de Nigua será conmemorada este 30 de octubre de manera virtual en las instalaciones memorables del ingenio de Boca de Nigua donde participan un colectivo de jazz, liderado por Jhon Martez y la actuación de un grupo teatral que pondrá en escena la forma de producir azúcar del pasado colonial dominicano.

El escenario de las instalaciones coloniales del trapiche será convertido en una especie de museo viviente a través de estatuas vivas que crearán artisticamente la simulación de un entorno de la jornada laboral del pasado esclavista dominicano.

La actividad, denominada Afrodencendiente Fest, otrora Festival del Cimarronaje, es organizada por la Junta de Vecinos de Boca de Nigua, el Comité Pro-Desarrollo de Nigua y la Fundación La Negreta y cuenta con el apoyo de la alcaldía de Nigua teniendo por objetivo rendir homenaje a los protagonistas del hecho histórico-cultural del 1796, a través de una jornada cultural que pretende contribuir con la recuperación de la memoria histórica y cultural a partir de la presencia de África en el componente cultural de pueblo dominicano.

La Rebelión Negra de Boca de Nigua, sucedió un 30 de octubre de 1796, donde alrededor 200 africanos esclavizados se rebelaron contra el amo colonialista, y la misma es considerada la revuelta negra más importante de la parte española de la isla por su dimensión libertaria y su propuesta de abolir la esclavitud y constituir un gobierno popular con la diversidad étnica, acoto, Darío Solano, coordinador de la actividad, quien lleva más de dos décadas promoviendo el aconteciendo memorial y la defensa del patrimonio cultural de Nigua.

En medio, de la conmemoración los organizadores darán a conocer planes comunitarios para la revitalización y conservación del patrimonio cultural de Nigua a fin de que pueda ser parte integrante de un plan de desarrollo comunitario a partir de los usos y puesta en valor del patrimonio cultural como una forma de crear circuitos e emprendimientos culturales que tiendan a elevar las condiciones de vida de las comunidades y que se articule a la agenda del desarrollo cultural del país, en los contexto de los planes nacionales de la diversificación del turismo como estrategia de recuperación económica.

Recordar este acontecimiento histórico constituye una expresión de crear ciudadanía cultual y de elevar la memoria y conciencia ciudadana de nuestro pueblo, a la vez de reivindicar las raíces africanas en la identidad cultual del pueblo dominicano, expresan los organizadores, dando a conocer que la actividad cuenta con el apoyo solidario de la Dirección Nacional de Museos del Ministerio de Cultura, así como otras entidades de la comunidad.