Cómo funcionan las vacunas

91
Un paciente recibe una inyección durante un ensayo clínico de una posible vacuna contra el novel coronavirus en el Instituto de Investigación de Salud Kaiser Permanente de Washington en Seattle. (© Ted S. Warren/AP Images)

Mientras que la población mundial espera la aprobación de una o varias vacunas contra COVID-19 en Estados Unidos, es importante entender cómo funcionan las vacunas.

Varias posibles vacunas contra el novel coronavirus se han mostrado prometedoras en estudios en animales. Ahora, se están llevando a cabo ensayos clínicos para averiguar si estas mismas vacunas son seguras y eficaces en los seres humanos.

Aspectos básicos de las vacunas
“Las vacunas funcionan entrenando el sistema inmunológico del cuerpo”, dice Sandhya Vasan, directora del componente de la Fundación Henry M. Jackson para el Programa Militar de VIH y la rama de enfermedades infecciosas emergentes del Instituto de Investigación del Ejército Walter Reed, que está llevando a cabo varios ensayos clínicos de la vacuna contra COVID-19.

“Exponen el sistema inmunológico de tu cuerpo a algo que se parece al patógeno que estás tratando de prevenir”, dice. “Tu cuerpo forma una respuesta inmune y anticuerpos específicos dirigidos a ese patógeno en particular. Así que cuando te expones al patógeno real más tarde, la respuesta de la memoria de tu cuerpo se activa y está preparado para luchar contra ese patógeno”.

Los científicos hacen diferentes tipos de vacunas para diferentes enfermedades. Para algunas enfermedades, como el sarampión, la varicela y la fiebre amarilla, crean vacunas utilizando una forma viva pero debilitada (o atenuada) del patógeno, que puede ser un virus, una bacteria u otro agente infeccioso. Otras vacunas, como las inyecciones para prevenir la gripe, se desarrollan utilizando un patógeno muerto (inactivo). En las últimas décadas, las vacunas contra la poliomielitis han pasado de utilizar un enfoque atenuado a uno inactivo.

Otros dos enfoques comunes consisten en utilizar ya sea fragmentos del germen o una toxina producida por el germen para provocar la respuesta inmunológica.

Vacunas contra el coronavirus
Para la vacuna contra el novel coronavirus, los científicos están explorando nuevos enfoques. “Ha habido un desarrollo asombroso de tecnologías que nos permiten fabricar vacunas de diferentes maneras que pueden ser más seguras, fáciles y rentables de producir en masa”, dice Vasan. He aquí tres ejemplos:

Una de las vacunas contra los coronavirus en la fase III de los ensayos clínicos utiliza material genético llamado mensajero ARN para instruir a las células para que produzcan una proteína de coronavirus dentro del cuerpo humano, que luego puede generar anticuerpos contra el virus real.
Un segundo enfoque en la fase III de los ensayos clínicos consiste en insertar un gen del coronavirus en un virus no replicante, que luego crea la proteína del coronavirus que puede generar una respuesta inmunológica.
Un tercer enfoque consiste en crear la proteína del coronavirus en el laboratorio e incorporarla a la vacuna, que luego se administra para generar una respuesta inmunológica.
“Es una buena idea no poner todos los huevos en una sola canasta, [sino más bien] probar muchas cosas diferentes”, dijo Richard M. Novak, quien está dirigiendo un ensayo clínico de fase III de una vacuna contra el coronavirus en la Universidad de Illinois en Chicago.

Probar la seguridad y la eficacia de las posibles vacunas es de vital importancia para la confianza del público, y “tratar de que el proceso sea lo más transparente posible es una parte clave del esfuerzo”, comentó Vasan.

La redactora independiente Linda Wang es la autora de este artículo.

Fuente:  https://share.america.gov/