RD ante la ONU proclamó salud, paz, prosperidad, igualdad y diversidad para el mundo

166

Por Amín Cruz

“Somos una de las naciones con mayor crecimiento económico de la región, este crecimiento no ha permitido que el país cierre, hasta ahora, la brecha de la desigualdad”, Presidente Luis Abinader

Amín Cruz

En el foro de la Asamblea de las Naciones Unidas, que debido a la pandemia del CONV19 este año se celebra de manera virtual por lo que este miércoles el presidente de la República Dominicana Luis Abinader disertó uno de los mejores discursos con gran profundidad y coherencia demandando más atención con la pandemia del coronavirus y otras amenazas que azotan a la humanidad, como el cambio climático, que afectan especialmente a las naciones isleñas como la República Dominicana.

De igual manera recordó que República Dominicana es uno de los 51 firmantes en el nacimiento de la ONU, por lo que subrayó que no se puede considerar “un país más”, y señaló “con la misma energía, reiteramos nuestro compromiso de apoyar a la ONU en buenos tiempos, así como malos, nuestro apoyo a la ONU es incondicional”, recalcó el mandatario.

El presidente caribeño habló como un diestro con buen desenvolvimiento en su elocución exigiendo de la ONU mayor atención y dijo: “No creo exagerar si digo que ambos peligros puedan traer a la ecuación otros conflictos, que como siempre ocurre, se ceban con crueldad en los ciudadanos más vulnerables”, el COVID-19 ha afectado con especial dureza a nuestra República Dominicana, que cuenta con un gasto social per cápita muy inferior a la media regional (604 dólares por 941 en América Latina).

Para revertir esta situación, el ejecutivo dominicano inició el programa de sanidad pública “más ambicioso de su historia”, que busca alcanzar la cobertura sanitaria universal para fin de año, además de aumentar la inversión pública de su Sistema Nacional de Salud.

En el ámbito educativo destacó un plan de fomento de la educación por el que se entregarán dispositivos electrónicos a estudiantes y profesores con el objetivo de que la COVID-19 no les “haga perder ni un instante de su proceso formativo”.

Así mismo pidió que la vacuna contra el coronavirus sea accesible a todos los seres humanos del planeta, en su participación en la asamblea general de la Organización de Naciones Unidas, se deben crear las condiciones para garantizar un acceso universal a la vacuna contra el Covid-19 tan pronto como esté disponible.

“La ONU no se ocupa de la diplomacia global, sino del futuro del planeta y para lograr esa accesibilidad a la vacuna se requiere de un fondo de solidaridad global que sirva como reserva para atenuar los estragos de futuras pandemia”, señaló el mandatario dominicano Luis Abinder.

En su discurso grabado en el Palacio Nacional en Santo Domingo, RD, recalcó la labor de la ONU en funciones como el apoyo a la paz y seguridad, el impulso del desarrollo sostenible y de los derechos humanos, su ayuda a los refugiados y sus contribuciones a la promoción de la paz o la protección del medioambiente entrelazo su discurso con enaltecimientos a la ONU por el trabajo realizado desde su fundación.

“Sin las Naciones Unidas no habría surgido la Declaración Universal de los Derechos Humanos, fundamental para la dignidad de las personas; tampoco existiría Unicef, la Fao, la Organización Mundial de la Salud, el Banco Mundial y los tribunales penales internacionales”, puntualizó el presidente Abinader.

Sin embargo, llamó al organismo a no considerar como “eventualidades” los eventos que causan el cambio climático en los “pequeños estados insulares” como lo es la República Dominicana. El jefe de Estado expresó que el futuro pertenece a quienes creen en la belleza de sus sueños demostrado su voluntad y compromiso por lo que los casi 11 millones de dominicanos “están dispuestos a hacer su parte” en favor de la paz, prosperidad igualdad y la diversidad mundial.

Indicó el presidente dominicano “sabemos cuál es nuestro peso demográfico y económico (en el mundo), pero eso jamás será condición para no aportar lo mejor de nuestros mismos, tal y como lo hemos venido haciendo desde la misma fundación de la ONU”, para concluir, Abinader advirtió que cualquier desarrollo o avance “será en vano si no se tienen en cuenta los valores consagrados por esta Organización en su Declaración Universal de los Derechos Humanos”.

Conquistemos nuestro sueño. Construyamos un mundo en paz. Un mundo de diversidad y prosperidad. Un mundo sostenible durante, al menos, 75 años más. “Los retos de nuestro tiempo requieren soluciones complejas, por lo que los países deben trabajar juntos en la búsqueda de soluciones y oportunidades compartidas”, finalizó diciendo el presidente Luis Abinader.

Dr. Amín Cruz, PhD, ministro consejero, es diplomático, periodista, historiador, educador y escritor, residente en New York.