Maduro califica a los venezolanos con COVID-19 de ‘bioterroristas’

73
Soldados venezolanos detienen a un grupo de hombres por no cumplir con las normas de COVID-19 en Caracas (Venezuela) el 7 de agosto.

El ilegítimo régimen de Maduro quiere que los venezolanos denuncien a sus vecinos enfermos de COVID-19, llamándolos “bioterroristas”.

La Fuerza Armada Nacional Bolivariana de Venezuela de Nicolás Maduro animó a los ciudadanos (en inglés) a buscar a los venezolanos enfermos, diciendo que un migrante que regresa “es un bio-terrorista, que deja en riesgo la salud de todos”. También proporcionaron una dirección de correo electrónico y pidieron a quien tuviera información envíe “los datos de la persona y su ubicación exacta” para que el régimen de Maduro pueda detenerlos.

“Nos dijeron que venimos contaminados, que somos culpables por infectar al país”, dijo Javier Aristizábal, un enfermero de Caracas, al diario The New York Times. Dijo que pasó 70 días en centros de detención después de regresar de Colombia en marzo.

Una vez que estos venezolanos son detenidos, se les coloca en condiciones de contención inseguras aunque no muestren síntomas de COVID-19.

“En hoteles incautados, escuelas en desuso y estaciones de autobuses acordonadas, los venezolanos que regresan son obligados a permanecer en habitaciones abarrotadas con comida, agua o cubrebocas limitados”, informó ese diario.

Soldados vigilando a personas sentadas en la calle (© Manaure Quintero/Reuters)
Algunos venezolanos son colocados en medio de la calle por las fuerzas de seguridad como castigo por desobedecer las medidas de distanciamiento social el 5 de agosto en Caracas (Venezuela). (© Manaure Quintero/Reuters)

Mientras el régimen ilegítimo sigue creando más problemas a los venezolanos durante la pandemia, el presidente interino legítimo Juan Guaidó y el gobierno legítimo elaboraron un programa para ayudar a brindar una mejor atención médica a todos.

El programa “Héroes de la Salud” ayuda a los trabajadores de la salud de primera línea a salvar vidas, proporcionándoles los fondos y recursos que necesitan para combatir el virus, según la Asamblea Nacional.

El gobierno interino de Guaidó recientemente accedió a fondos congelados (en inglés) con el apoyo del Departamento del Tesoro de Estados Unidos para pagar los salarios de los trabajadores de la salud, proporcionando cerca de 20 millones de dólares para el programa. Más de 60.000 doctores y enfermeras de primera línea en Venezuela recibirán 100 dólares al mes, considerablemente más que su salario bajo el régimen de Maduro.

El programa es un reconocimiento “a hombres y mujeres que salvan vidas en medio de una emergencia, una pandemia y una dictadura”, dijo Guaidó en Twitter, “para que podamos seguir luchando por la libertad de Venezuela. Ante los retos, vamos a triunfar”.

Fuente:  https://share.america.gov/