PLD alberga una amalgama ideológica que debe definirse en su próximo IX Congreso Ordinario

75

Gustavo Sánchez, miembro del Comité Político del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) y diputado vocero del mismo, abogó por que en el próximo IX Congreso Ordinario se aclare la orientación ideológica que adoptará para el porvenir esa entidad política.

“Hay una amalgama en el PLD, y en la mayoría de los partidos, que no deja claro el pensamiento de sus dirigentes respecto de determinados temas”, enfatizó Sánchez citado por la Secretaría de Comunicaciones de su participación en el telematutino El Día.

Indicó que temas como el referido son los que deben orientar el referido claustro político, más que el impulsivo interés de “eliminar cabezas” de una dirección política que no alcanzó la mayor votación en unas elecciones después de haber ganado seis de forma consecutiva.

Comentó que los peledeístas deben decidir si su partido debe seguir representando la parte progresista de la sociedad o ser un partido conservador.

Respecto de la fase electoral que encierra el IX congreso del PLD, Gustavo Sánchez sugirió que el sometimiento de los integrantes de las direcciones partidarias al escrutinio de las bases debe ser total.

A lo anterior planteó las excepciones de los legisladores peledeístas entrantes y salientes, adelantando una propuesta que se ha estado manejando en ese sentido.

“Hay una propuesta para que cada uno de nosotros, para que por lo menos sea liberado de competir por una posición en el Comité Central. Tan sencillo como eso. Después todo no estará exonerado; la exoneración podrán venir por causas justificadas”, precisó Gustavo Sánchez.

Sostuvo que lo que se pretende es que cada aspirante compita y se gane el derecho de representar al Partido de la Liberación Dominicana y a la dirección máxima.

Respecto a la reconformación de la Junta Central Electoral, Gustavo Sánchez adelantó que al apellido “independiente” que se promueve desde la sociedad civil se le agregue el concepto “de consenso”.

“Porque muchas veces se entiende que independiente es solamente de la sociedad civil”, matizó el vocero de los diputados del PLD en la nota divulgada por la Secretaría de Comunicaciones de esa organización política.

Acotó que cuando se habla de independiente debe entenderse que es un elegible con independencia de criterios, provenientes de toda la sociedad dominicana y no solo de los partidos políticos.

Llamó la atención de que el PLD pasó la prueba que le toca ahora al PRM como partido mayoritario en el Senado de la República, porque nadie osa cuestionar la elección que se hizo cuando ese hemiciclo estuvo bajo su dirección.

Recordó que el PLD se le consideró generoso cuando estructuró con carácter de independencia a la actual Junta Central Electoral, y que solo una de las integrantes la opinión pública la vinculaba al entonces partido gobernante.

“Con los demás todo el mundo estuvo de acuerdo”, concluyó Gustavo Sánchez.

Sobre los sometimientos de pasado funcionarios.

Desde el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) no se protegen violadores de las leyes y se respeta la directriz constitucional de que jurídicamente se presume la inocencia de cualquier procesado hasta un fallo judicial definitivo e irrevocable.

Así lo sugiere Gustavo Sánchez, diputado vocero y miembro del Comité Central de la referida organización política, en nota de su participación remota en el programa El Día que divulga la Secretaría de Comunicaciones peledeísta.

“Nosotros no estamos bajo ninguna circunstancia para proteger a alguien que haya violado la ley”, enfatizó el dirigente político y legislador.

Ponderó que los casos que se estimen pertinentes sean apoderados al Ministerio Público en vez de las acostumbradas denuncias que hacen los nuevos incumbentes en los medios de comunicación. Agregó su inconformidad con la forma de denunciar situaciones ante la opinión pública que generan prejuicios y sentencias morales que dañan a personas y familias.

Insistió en que el principio de presunción de inocencia debe prevalecer junto al debido proceso; a que todo el interesado y que considere tener pruebas del pasado gobierno haga un sometimiento formal contra el funcionario que corresponda.