El proceso de las aguas residuales

103

Por Roberto Veras

En el pasado articulo estuvimos hablando del drenaje pluvial, hoy hablaremos de las aguas residuales, muy parecida, pero van por tuberías diferente. Cuando tiramos la palanca de nuestro inodoro o dejamos correr agua por un desagüe, ¿a dónde usted cree van esas aguas?

La mayoría de las personas son vagamente conscientes de que existen sistemas municipales de tratamiento de agua en su comunidad, pero no saben a qué procesos se someten las aguas residuales para purificarlas.

Los desechos líquidos industriales, comerciales y residenciales corren por las alcantarillas que luego los dirigen a las instalaciones donde se limpian y se vuelven a preparar para su uso. Ese es el propósito de la filtración de las aguas residuales.

Nuestros sistemas de alcantarillado consisten en tuberías y estaciones de bombeo que mueven las aguas residuales a la planta de tratamiento. Muchos sistemas de tratamiento de agua municipales utilizan un proceso de 3 etapas:

1- En la etapa primaria, las aguas residuales se mantienen en tanques donde se permite que los sólidos pesados ​​se hundan hasta el fondo. Esto también permite que los materiales más ligeros, como la grasa y el aceite, suban a la superficie. Después de eliminar todos los sólidos que se han acumulado en el fondo del tanque y los más livianos en la parte superior, el agua está lista para ser enviada al segundo paso del proceso.

2- El segundo tratamiento por el que pasa el agua residual elimina toda la materia biológica que está suspendida o disuelta en ella. En esta fase, los organismos, aquellos que entran al agua de forma natural sin ningún aporte humano, se introducen en las aguas residuales, porque limpian los organismos nocivos y la materia. Una vez que han hecho su trabajo, a menudo es necesario hacer un tratamiento por separado para sacarlos del agua también.

3- La fase final, conocida como tratamiento terciario, es cualquier cosa que necesite ser atendida y que esté más allá de lo que eliminaron los dos primeros tratamientos. A veces el agua se desinfecta con productos químicos y otras veces se utilizan métodos de desinfección física, como la micro-filtración. Una vez que el agua ha pasado por todos los sistemas de tratamiento de agua municipales, es seguro descargarla en un río, arroyo, laguna o bahía. El agua realmente limpia también se puede utilizar para recargar el agua subterránea o en la agricultura.

Como puede ver, la filtración de agua municipal es un procedimiento largo y costoso; sin embargo, es muy necesario.

En algunos países extranjeros, la gente en realidad deposita sus desechos directamente en las fuentes de agua, y eso conduce a epidemias de enfermedades y muerte.

Por lo tanto, es importante que parte del dinero de nuestros impuestos se utilice para mantener nuestros sistemas de tratamiento de agua.