Deficiencia en Santo Domingo Este de nuestro drenaje pluvial

82

Por Roberto Veras.-

Las personas rara vez notan la estructura de drenaje pluvial de hormigón indescriptible colocada a lo largo de calles y carreteras. Pues son construcciones soterradas.

Si bien no son algo que se destaque, son necesarios para eliminar el exceso de agua de lluvia. De lo contrario, las carreteras y las avenidas se inundarían cada vez que llueva.

Hace más de dos años el actual alcalde Manuel Jiménez daba una conferencia a los medios de comunicación locales sobre los principales problemas de nuestra ciudad, uno de ellos era el drenaje pluvial.

Manuel dijo en ese entonces, que los sectores del municipio que tenían drenaje pluvial eran el ensanche Ozama y parte del ensanche Alma Rosa, los demás carecían de ese servicio municipal.

“La mayoría de los componentes de las estructuras de drenaje pluvial de hormigón se instalan debajo de la superficie o están ocultos por terraplenes. En su mayor parte, las únicas partes que la gente ve son las cunetas y los sumideros”, afirmó.

Los sectores que no tienen sistemas de drenaje pueden verse seriamente afectados por inundaciones, y esto pudimos verlo el domingo con el paso de la Tormenta Laura.

Los desagües pluviales pueden llevar agua a las tuberías aprovechando las fuerzas gravitacionales. Las carreteras, los estacionamientos y otras superficies del suelo están construidas con un leve grado de inclinación para que el agua fluya naturalmente cuesta abajo y hacia el sistema.

Cada vez que los municipios experimentan un crecimiento demográfico, los terrenos baldíos se convierten en superficies contaminadoras, se mueve hasta llegar a los desagües pluviales. El agua de lluvia es como un imán y recoge muchas cosas en el camino, incluidos los productos químicos tóxicos o los desechos.

El agua de lluvia a menudo está llena de una variedad de contaminantes ambientales. La mayoría de las veces, el agua se deja sin tratar y se vierte en cualquier gran masa de agua cercana.

Todo el mundo sabe que las toxinas ambientales son dañinas para las vías fluviales, así como cualquier cosa que dependa del suministro de agua para sobrevivir. La contaminación puede frenar el desarrollo y la salud general de la vida marina, la vegetación y ecosistemas completos, lo que a su vez crea riesgos para la salud de los seres humanos.

Los sistemas de drenaje constan de numerosos componentes, como depósitos de recogida de hormigón, entradas de agua, cunetas, pozos de inspección, tuberías de agua y tuberías de salida. En conjunto, estos elementos crean un sistema autosuficiente que arrastra las aguas pluviales y ayuda a evitar las inundaciones en las comunidades y las carreteras.

La construcción de desagües pluviales es una tarea compleja que requiere que los nuevos constructores se sometan a una capacitación especial y se familiaricen con las regulaciones municipales, y como decía Manuel Jiménez debajo de toda construcción tenemos una construcción más importante, que no pueden verse, y se llama, DRENAJE PLUVIAL.