Alcaldesa DN no ha hecho nada en primeros 100 días

114

Regidor del PLD advierte violación a la Ley en el ayuntamiento de la Capital

El regidor del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) por el Distrito Nacional, profesor Franklin Ferreras, alertó sobre el irrespeto a la institucionalidad prohijado por la alcaldesa de la Capital y las constantes violaciones a la Ley de los Ayuntamientos.

En declaraciones divulgadas por la Secretaría de Comunicaciones del PLD, el Profesor Franklin Ferreras, regidor por Circunscripción Dos del Distrito Nacional, denuncia que la alcaldesa, Carolina Mejía, no ha hecho nada en sus primeros 100 días de gestión, ya que la ciudad está llena de basura y son alarmantes los niveles de contaminación visual.

El edil denunció lo que califica de “irrespeto olímpico a la institucionalidad del cabildo y violaciones groseras a la Ley 176-07 del Distrito Nacional y los municipios” , explicando que la alcaldesa sometió a la Sala Capitular el nombramiento de un grupo de funcionarios, incluido el secretario general, sin presentar los perfiles profesionales de estos, tal y como ordena la disposición legal, de manera que no se sabe si los directores designados tienen la formación adecuada para el puesto que desempeñan.

“De igual manera, al día de hoy, tal y como lo establece la ley deben estar formadas las diferentes comisiones de los regidores y aún no se ha realizado dicha acción, como tampoco se ha hecho un calendario de las reuniones ordinarias del Concejo de Regidores, sino más bien que las reuniones se convocan de acuerdo a la solicitud de la alcaldesa, y lo que es peor, se han estado convocando reuniones con solo 24 horas de antelación, en franca violación a la ley”, argumentó.

El Regidor dijo que otro elemento de mal manejo de la gestión municipal en el ayuntamiento de la capital es la falta de comunicación y rendición de cuentas a la Sala Capitular, ya que a cien días de gestión los regidores no han tenido un informe de las ejecutorias de la alcaldía.

“NO se ha iniciado una sola acción para enfrentar los graves problemas que tiene la ciudad, seguimos teniendo problemas de iluminación en nuestras calles, como por ejemplo la avenida Padre Castellanos, antigua 17, en el corazón de la circunscripción 3 y todos los sectores aledaños a oscuras, situación que crea niveles de inseguridad en los munícipes, y la basura se acumula en los barrios ante la mirada indiferente de las autoridades”, subrayó.

Indicó como sumamente grave el problema de la contaminación visual, que en el pasado fue uno de los grandes logros del cabildo de la capital, con el agravante de que la alcaldesa no tiene autoridad moral para tratar el tema, ya que ella en su campaña fue la aspirante que más afiches y vallas colocó en la ciudad. “fue alarmante la ocupación de aceras y calles con su propaganda”, apuntó.

“Si nos vamos a la labor institucional, las oficinas de los bloques de los regidores son un desastre, ningún regidor tiene ni tan solo un cubículo donde recibir un munícipe, ni las oficinas de los voceros de los partidos tienen un espacio equipado, solo el presidente y vicepresidente del Consejo de Regidores tienen donde recibir a los ciudadanos, puntualizó.

Dijo que de igual manera no hay maquinarias ni equipos para dar solución a requerimientos de los munícipes, que no hay forma de que se brinden los servicios de limpiezas de sépticos, de un filtrante, o lo que es más sencillo, hasta de una tala de un árbol. “cuando se hacen solicitudes de esta naturaleza la respuesta que ya todos sabemos es la de “solo hay un camión, los camiones están dañados, no tenemos maquinaria y a todo este vandalismo de cosas no se les hace frente, para el servicio social”.

De esa misma manera reveló que las obras del presupuesto participativo, establecido por la ley, se ha decidido suspenderlas para después, sin precisar cuándo serían retomadas, lo que es una fragante violación al ordenamiento jurídico.

El regidor expresó que hace esta evaluación en los cien primeros días de gestión de Carolina Mejía con el ánimo de que puedan corregirse estos males, ya que apenas es el inicio, y que espera un mejor curso en las acciones del cabildo.

“Estaré como un guardián celoso, vigilante, para que no se continúe violentando la ley, pero además, para que se ejecuten acciones que beneficien a las comunidades del Distrito Nacional y a las grandes mayorías, porque como representante de los munícipes sabré jugar el papel que por ley me corresponde”, declaró el regidor Franklin Ferreras.