Ventura Camejo se identifica con reestructuración y renovación de dirigencia peledeista

134

Ramón Ventura Camejo, miembro del Comité Político del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), aclaró que esa organización política no está acabada como han dicho sectores interesados y que muestra de ello lo constituye el 37% de votos válidos obtenido en las pasadas elecciones presidenciales.

“Un partido que obtenga un 37 por ciento en medio de esta pandemia y con una abstención de más del 40% no puede estar acabado”, explicó Ventura Camejo a los conductores del programa Enfoque Matinal que lo entrevistaron mediante una plataforma virtual.

Ventura Camejo recordó que en las elecciones presidenciales del 2016, el hoy electo presidente de la República, Luis Abinader sacó un 35% frente al presidente Danilo Medina que obtuvo un 62 por ciento.

Precisó que ese 37 por ciento viene acompañado de una obra de gobierno que favorece al Partido de la Liberación Dominicana, conjuntamente con iniciativas tales como: el 4% del Producto Interno Bruto (PIB) a la educación, crecimiento económico, transformación de la estructura social y una reducción de la pobreza extrema a 2.9 por ciento.

Cuestionado en torno al futuro del PLD, respondió que esa organización debe ser sometida a una reestructuración y renovación de su dirigencia. Además, de una evaluación del pasado proceso electoral para determinar las causas por las que en esta ocasión no se obtuvo el apoyo mayoritario de los electores

“Hay que proceder a una autoevaluación. Un elemento que saldrá a relucir es el relativo a los ciclos generacionales, tiene que haber una renovación en el partido, muchos de nosotros tenemos que dejar los espacios. Son ciclos que se cierran y se abren”, expuso el politólogo y catedrático universitario, conceptos que el PLD divulgó

Ramón Ventura Camejo dilucidó que eso no quiere decir que los veteranos dirigentes tengan que retirarse, pues tiene un compromiso histórico con el Partido y con la Patria, sino que darán paso a los más jóvenes para que asuman la dirección del partido.

Afirmó que existe una generación de jóvenes competente que con orientación y definición de lo que es la política pueden asumir ese reto histórico en los actuales momentos.

Considera como muy importante que en ese proceso de renovación partidaria se retome la educación en política, fortaleciendo la capacitación y la formación de la militancia peledeísta.

De manera autocrítica dijo que en el PLD no hubo un consenso básico de política homogéneas ni respeto a los procedimientos, condiciones básicas para el funcionamiento de los partidos hoy en día.