Océano: de la observación a la acción

0
65

Conferencia científica en la Sede de la UNESCO – 10 y 11 de septiembre

París, 7 de septiembre – Erosión de la biodiversidad, contaminación, acidificación, desoxigenación, calentamiento del agua y otros efectos del cambio climático: estos fenómenos que afectan al océano no sólo debilitan las zonas marinas, sino que amenazan el equilibrio de nuestro planeta en su totalidad. Una conferencia científica organizada por la Comisión Oceanográfica Intergubernamental de la UNESCO (COI) y la Plataforma sobre el Océano y el Clima*, hará un balance de la situación de las ciencias oceánicas y esbozar los medios para elaborar políticas de protección de las zonas marinas.

Durante las cuatro sesiones de esta conferencia, que reunirá a científicos, investigadores y responsables políticos se debatirán cuestiones tales como: ¿Cuál es el diagnóstico de la ciencia hoy en día sobre el océano? ¿Cómo convertir los datos científicos en políticas? ¿Cómo puede marcar la diferencia el Decenio de las Naciones Unidas de las Ciencias Oceánicas para el Desarrollo Sostenible (2021-2030)?

Entre las personalidades participantes figuran el presidente del Consejo Ejecutivo de la UNESCO, Byong Hyun Lee; la ministra francesa de Educación Superior, Investigación e Innovación, Frédérique Vidal; la ministra portuguesa del Mar, Ana Paula Vitorino; y el presidente de la Plataforma del Océano y el Clima, Romain Troublé.

La conferencia precede al Decenio de las Naciones Unidas de las Ciencias Oceánicas para el Desarrollo Sostenible (2021-2030), iniciado por la COI de la UNESCO. En momentos en que preocupan cada vez más fenómenos tales como la contaminación por plásticos, la desoxigenación o la acidificación que afectan a muchas zonas marinas, este Decenio tiene por objeto estimular la investigación en ámbitos en los que el conocimiento sigue estando fragmentado, en particular en lo que respecta a las interacciones entre el clima, el océano y la biodiversidad.

El Decenio se propone también promover medidas para mejorar la vigilancia de las zonas marinas, como el establecimiento de un sistema de observación de todas las cuencas oceánicas, la creación de una base de datos mundial de los recursos marinos y la utilización de nuevas tecnologías para evaluar con precisión la biodiversidad marina.

*Lanzada en 2014 con el apoyo de la COI, la Plataforma sobre el Océano y el Clima reúne a más de 70 organizaciones –tanto institutos de investigación como organizaciones no gubernamentales– que promueven el conocimiento científico especializado y abogan por la sensibilización de los políticos respecto a la conservación de los océanos.

Comentarios