Punta Cana Vs. Cancún

0
115

El marketing turístico va de la mano, no solo de aspectos claves como ofrecer un buen paquete hotelero, playas soñadas para el descanso, comida y diversión, sino también de protección al turista. Es decir, que el desarrollo de un buen turismo requiere la participación de las políticas de seguridad que tienen los destinos elegidos para el descanso.

La inseguridad en Cancún tiene las alarmas encendidas porque el turismo tradicional de Estados Unidos y Canadá, que años atrás preferían sus playas hoy elige a Punta Cana y otras playas de República Dominicana. Prefieren Bayahibe, Bávaro. El denominado turismo de calidad y con poder adquisitivo de estas naciones no escapan del flujo de información que reciben por las redes sociales, las cuales comentan el alto grado de inseguridad que se está viviendo en Cancún. El año pasado, justamente comentaba una familia chilena que fue con sus hijos pequeños, como en una zona de caminata en Cancún vieron matar a una persona en las puertas de una tienda. Los carteles de la droga en México, tristemente se han apoderado de zonas como Cancún, sembrando terror, no solo en los locatarios sino también en el visitante extranjero.

República Dominicana en cambio ofrece desde el famoso todo incluido hasta los hoteles boutiques con todo el lujo que pueda tener un paraíso caribeño.  Y han sabido los dominicanos ir sumando visitas a su capital, Santo Domingo la denominada Ciudad Primada, nombre que se le da por considerarse la primera ciudad del Nuevo Mundo. Santo Domingo tiene mucho que mostrar durante el día, su historia y al caer la noche se convierte en una capital Cosmopolitan.

La división del sector turismo en República Dominicana reporta un crecimiento en éste 2018 del 81.664, lo que significa un 7,2% más con respecto al mismo período del año pasado (marzo/abril).

No es de extrañar que la República Dominicana cada año suma mejoras a su turismo, considerada la primera fuente de ingresos de la Isla. Y que sus gobiernos están conscientes de que la inversión en claves como la seguridad representan estabilidad y crecimiento para todos los destinos que ofrecen.

Otro aspecto que suma el turismo en República Dominicana es la atención cálida y de amistad que da el dominicano. Pareciera que el ritmo del merengue los dominicanos lo inyectan para atender al forastero, con sonrisas que regalan a todo aquel que se encuentra en sus zonas turísticas. Y las atenciones que desbordan para que el visitante se sienta cómodo.

En conclusión, todo marketing turístico es una dupla donde empresas privadas y gobierno deben trabajar de la mano, para hacer crecer uno de los negocios más rentables del planeta.

Por ahora, no cambiamos a Punta Cana por Cancún. Veremos que pasará a futuro.

 

Milagro Portillo

Consultora Internacional.

 

 

 

 

 

Comentarios