Muertes a turistas en RD preocupa a Tours operadores

0
120
Fuente imagen Google

Por Olga Capellán.-

Tours operadores europeos ven las constantes muertes violentas contra turistas de diversos países en la República Dominicana, lo que preocupa considerablemente a este sector, debido a la existencia de una alta tasa de criminalidad en este país caribeño, y la falta de protección por parte de las autoridades a los visitantes extranjeros.

En el 2016 en Puerto Plata fue asesinado Gunter Houn, de 76 años, un turista alemán, quien perdió la vida al hacer resistencia a un atraco de que fue objeto, propinándole tres disparos que le segaron la vida.

De igual manera, la muerte de Alessandro Grandis, el turista italiano que fue muerto en Bávaro el año pasado, en el complejo habitacional que lleva el mismo nombre, además de otro turista de la misma nacionalidad, que fue ultimado en Montecristi, en el 2016, lo que significa que República Dominicana se encuentra en la lista de alerta roja para el turismo internacional, además de otro turista italiano, identificado con el nombre de Aldo, que fue asesinado recientemente en Boca Chica.

No queremos ser alarmista, pero la inseguridad existente para el turismo internacional es relevante en este país, es por ello que pedimos a las autoridades locales poner mayor atención a este capítulo, ya que República dominicana es un país que gran medida vive de este ramo.

El turista europeo busca la playa, el sol, cultura entre otras cosas importantes, sin embargo, el miedo se está apoderando de nuestros ciudadanos, que temen salir a vacacional y no regresar con vida a sus respectivos hogares.

Se comenta que un viaje a República Dominicana puede ser a la muerte

El pasado año en el Seibo, fueron asesinados dos ciudadanos holandeses Rachid Benbouker y Cuma Ceviz

El caso más reciente ha sido el asesinato de Alper Baycin, un joven tusrista de origen turco, destacado en el mundo de la comunicación en su país, periodista, cineasta y camarógrafo, quien fue asesinado a principios de esta misma semana en la Terrena de Samaná, con la mera intención de sustraerle un aparato telefónico, lo que ha consternado a diversos tours operadores, muchos de los cuales envían turistas desde Madrid y otras ciudades europeas hacia diversos puntos de la República Dominicana.

Comentarios