JCE: debería de acelerar el paso

0
151

Por: Matías R. Vizcaíno

El país camina hacia las elecciones generales presidenciales, congresuales, municipales y de diputados de ultramar, las mismas están programadas para los meses de febrero y mayo del año 2020; y los días se están pasando muy rápido.

La Junta Central Electoral es la institución responsable de organizar dichas  elecciones.  Por eso, sería bueno destacar que preparar unas elecciones no es nada fácil; ni siquiera sería fácil organizar las elecciones de una junta de vecinos.   O sea, preparar unas elecciones generales en cualquier país democrático es una actividad muy seria y requiere de la colaboración de los Poderes facticos del Estado.

Dicho en otras palabras, en tiempos de elecciones generales la democracia del país está en manos de un órgano extrapoder (JCE).  Por lo que, dicha Junta Central Electoral está obligada a garantizar a cualquier precio la paz y soberanía de la república.  Es su misión: sostener de pie un Estado Social y de Derechos.

Puesto que es mucha la responsabilidad que pesa sobre las espaldas del presidente y los 4 miembros que conforman el pleno de la  JCE; y estamos, a menos de dos años para las celebraciones de las elecciones generales, ¨la JCE debería acelerar el paso para que no la agarre asando batatas¨

Mejor dicho, en cuanto a la ejecución técnica, administrativa, presupuestaria y financiera del trabajo diario o de ¨carpintería¨, o trabajo operativo,  no se siente la eficacia de la misión; salvo la reciente prohibición que les hiciera públicamente (la JCE) a aquellos políticos que están recorriendo calles, callejones y rincones de la ciudad, semana tras semana, en busca de firmas y votos, en una ¨extemporánea¨ campañas internas. (Sin embargo, esta ha sido la medida más relevante que ha asumido de la Junta Central Electoral y  la misma, carece de fundamentos legales).

La JCE, a groso modo,  no ha tomado ninguna medida con merito suficiente para visualizar las celebraciones de unas elecciones generales con éxito… me temo que se le está haciendo muy tarde también, para la organización de las celebraciones de las elecciones generales (quizás la JCE electoral está esperando la aprobación de la dilatada ley de Partidos, agrupaciones y movimientos políticos)

Lo cierto es que tenemos malas experiencias con esto de celebrar elecciones con el tiempo encima.

Por ejemplo: las elecciones pasadas (2016) fue un tollo, simplemente por falta de tiempo.  El presidente del organismo  Sr. Roberto Rosario le sorprendió la noche, y en un abrir y cerrar de ojos amaneció con el evento encima.  Luego, ¨quiso hacerlo todo en una semana¨: entrenamiento, chequeo de equipos, desplegué de logística y prueba ensayo; pero ya era muy tarde.  Y como era de esperarse, le salió todo mal.

La actual JCE debería de acelerar el paso para que no le coja lo tarde para ¨ablandar habichuelas¨.

El país recuerda perfectamente el costo de esta tardanza: más de 40 millones de dólares.  Esto es sin hacer alusión a las molestias que se les causó a los ciudadanos que se acercaron el día la votación a votar y no pudieron ejercer el sufragio, o lo hicieron con estrechas dificultades.  Sin hablar de las cantidades de impugnaciones que provocó el inadecuado e impreciso conteo de los votos al margen de la tecnología ¨prevista para realizar dicha conteo automático¨.  Además, ni hablar de la inmensa cantidad de boletas nulas y observadas sin claras justificaciones.  En conclusión, ¡todo esto fue un desastre! una ¨inversión¨ infructuosa.

Lo peor, todavía la JCE no ha dicho que va hacer con las captadoras de huellas.  No ha dicho nada sobre las máquinas que yacen en un almacén de piezas viejas.  Esta nueva Junta no le ha dicho a nadie si usarían las mismas fracasadas maquinarias, o  si usarían otro recursos tecnológicos.   La JCE no se ha expresado sobre la opción o ponderación del conteo tradicional (manual).  Tampoco, ha dicho la JCE si le conviene al país o ¨a alguien en particular¨ embarcarse en otra aventurera inversión de nuevas tecnologías para automatizar el conteo de los votos.

 

Junio 26, 2018

Comentarios