Simposio advierte en sus conclusiones que déficit de “cualificación digital” es cada vez mayor a nivel global

0
187

Destaca necesidad de que universidades respondan a urgencias de aprendizaje que demanda la cuarta revolución industrial

El Simposio Mundial sobre Capacitación en TIC (ITUCBS Santo Domingo 2018) concluyó esta tarde advirtiendo que el déficit de “cualificación digital es cada vez mayor” y que debe ser abordado con urgencia para garantizar “la plena participación de todos los países de la emergente economía digital”.

En tal sentido, destacó la necesidad de que las universidades e instituciones de educación superior se adapten y respondan a las urgencias de aprendizaje que demanda la cuarta revolución industrial.

Los resultados, conclusiones y recomendaciones fueron presentados por el presidente del Simposio, Fabricio Gómez Mazara.

La ceremonia de clausura la presidieron el director de la Oficina de Desarrollo de las Telecomunicaciones (UIT-D), Brahima Sanou, y el presidente del consejo directivo del Instituto Dominicano de las Telecomunicaciones (Indotel), Luis Henry Molina, entre otros directivos de estos organismos mundiales y regionales.

Sanou y Molina consideraron exitosa la realización del Simposio Mundial sobre capacidades en TIC primero de este nivel que la UIT celebra en un país de las Américas.

La actividad, organizada por la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) y el Indotel, tuvo lugar durante los días 18, 19 y 21 de junio en el hotel Renaissance Santo Domingo Jaragua, de esta capital.

Durante el Simposio que se llevó a cabo bajo el lema “Desarrollo de habilidades para la economía y la sociedad digitales”, se debatieron temas sobre el nuevo ecosistema digital y su impacto transformador en las vidas y medios de vida, las nuevas tecnologías y habilidades básicas para la sociedad y la economía digital, la integración de las TIC en las políticas sectoriales transversales para acelerar el logro de los objetivos de desarrollo sostenible y las formas nuevas e innovadoras de enseñanza y aprendizaje necesarios para adaptarse al nuevo entorno digital.

Se debatió igualmente acerca del papel de la academia y otras instituciones de formación en el desarrollo de habilidades relevantes para la era digital, el fomento de la innovación y el espíritu empresarial en la era digital y el desarrollo de habilidades para una sociedad digital incluyente.

También, se discutieron los desafíos que afrontan los países menos desarrollados, en desarrollo, estados mediterráneos, pequeños estados insulares y la creación de capacidad para hacer frente a estos retos, mientras que se planteó el aprovechamiento de las asociaciones para el desarrollo de capacidades en la era digital. En sus conclusiones, el Simposio observó que “la revolución digital está transformando todos los aspectos de nuestras vidas”.

“Los conductores claves de la tecnología son la internet de las cosas (IO), la inteligencia artificial y el análisis de grandes datos (Big Data). La internet ha estado en el centro de la evolución y el crecimiento de la economía mundial”, enfatiza el documento.

Los delegados del Simposio señalaron que en la actualidad “existe una escasez de habilidades digitales necesarias para participar de manera efectiva, y para seguir siendo competitivos en la economía digital”.

Advierten que la transformación digital tendrá un impacto importante en la calidad y cantidad de puestos de trabajo, con algunas tareas que están automatizadas, mientras que otras se están modificando o de nueva creación.

“Esto requerirá la capacidad de la fuerza de trabajo para adaptarse al nuevo entorno y para moverse a través de los sectores y las localidades”, señala el documento que leyó el presidente del Simposio, el dominicano Fabricio Gómez Mazara, miembro del consejo directivo del Indotel.

Sostiene que las habilidades socio-emocionales y analíticas, así como el aprendizaje permanente y ancho de la vida ganarán importancia en la economía digital del futuro. Al respecto, Gómez Mazara destacó los aspectos más importantes analizados en el Simposio, entre los que señaló “cómo en el desarrollo digital ponemos a la gente, a la persona en el centro de este cambio”.

¿Sociedad digital con ciudadanos análogos?

“Es decir, no podemos aspirar a una economía y una sociedad digital con ciudadanos análogos, tenemos que educar para crear nuevos ciudadanos digitales y este evento se trata principalmente de los países menos adelantados, las pequeñas economías insulares y los países sin fronteras, sin límites, que son los que están enfrentando una mayor brecha digital”, subrayó.

Gómez Mazara consideró que la República Dominicana es un país de desarrollo medio, razón por la cual entiende trascendente que hayamos sido seleccionados por la UIT para celebrar aquí “el primer evento de creación de capacidades que se hace en la región de las Américas”.

“De ahí la importancia, por eso aquí habían delegados de todos los continentes y que hicieron exposiciones sobre distintos aspectos sobre el desarrollo de la economía y la sociedad digitales a nivel global”, apuntó.

Resaltó que en el Simposio se habló de la imperiosa necesidad de que las universidades “comiencen a cambiar sus esquemas y objetivos, ya que según precisó, “esos esquemas pasados en que el profesor es el centro de la educación, son esquemas que ya no solo son obsoletos sino que son un poco costo efectivo”.

Dijo que ahora “se está tratando –y fue parte importante de los debates- de que hayan sistemas educativos basados en la educación digital y donde el estudiante sea el centro del desarrollo educativo”. “Eso va a implicar un cambio importante”, subrayó el consejero del Indotel.

Al término del Simposio se entregaron premios a las mejores iniciativas de emprendurismo digital a los innovadores Jiwon Park, cofundadora de CodePhil, de Estados Unidos; Orlando Pérez Richíez, coordinador de Flyn Lab, WeRobotics, de República Dominicana; Gustav González, fundador de MaeFloresta, de Colombia, y Brian Bosire, fundador y CEO de HydroldQ, de Kenia.

Comentarios