Presidente de Indotel valora positivamente convenido aprobado por CITEL

0
106
Luis Henry Molina, presidente de Indotel

La medida permite emitir un permiso internacional para uso de los radioaficionados que deseen ejercer la actividad en el exterior

República Dominicana es parte de los países de la región que se suma a la “Reforma del Convenio Interamericano sobre Permiso Internacional de Radioaficionado (IARP)” adoptada por la Comisión Interamericana de Telecomunicaciones (CITEL).

La reforma tiene como objeto de promover el desarrollo de la actividad de los Radioaficionados en el actual contexto tecnológico, flexibilizando los procedimientos para el acceso a la actividad y actualizando los procedimientos y requisitos para la obtención del Permiso Internacional de Radioaficionado (IARP), por parte de los Radioaficionados que deseen ejercer su actividad en el exterior.

El acuerdo permite que cada Estado apruebe operaciones temporales de estaciones de aficionados bajo su autoridad, a personas licenciadas con un IARP por otro Estado, sin un examen adicional, y respetándose la soberanía nacional sobre la utilización del espectro radioeléctrico comprendido dentro de su jurisdicción, a personas licenciadas con esta autorización por otro Estado miembro de la CITEL.

El Indotel, a través de su Presidente Luis Henry Molina, hizo la solicitud formal a la Cancillería para que el país se sumara a este convenio de alcance para los radioaficionados dominicanos y de toda la región de las Américas.

Molina explicó que la revisión de este convenio fue el resultado del trabajo del Comité Consultivo Permanente II de la CITEL y su texto final fue aprobado en la pasada Asamblea Ordinaria del organismo en Buenos Aires, Argentina, por los estados miembros de la CITEL, incluyendo a República Dominicana, representada por el Instituto Dominicano de las Telecomunicaciones (Indotel), organismo que preside.

“Sin dudas una iniciativa que puede ser de gran ayuda para el país, eespecialmente para brindar asistencia durante temporadas de emergencias, como la temporada de huracanes que recién inicia”, expresó.

La Comisión Interamericana de Telecomunicaciones (CITEL) es una entidad de la Organización de Estados Americanos (OEA) que tiene autonomía técnica en el desempeño de sus funciones, dentro de los límites de la Carta de la Organización, su Estatuto y los mandatos que le transmita la Asamblea General, como así también los mandatos específicos de los Jefes de Estado en las Cumbres de las Américas.

Actualmente está integrada por 34 Estados Miembros y más de 100 miembros asociados, compuestos por compañías de distintos países de la región, incluyendo Republica Dominicana.

El convenio

Los Estados miembros de la Comisión Interamericana de Telecomunicaciones (CITEL) se acogieron a lo establecido en este convenio regional considerando el espíritu de la Carta de la OEA, las disposiciones del Estatuto de la CITEL y las disposiciones del Reglamento de Radiocomunicaciones de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT).

Destacaron los beneficios que se reciben del servicio de radioaficionados cuando a los ciudadanos de un Estado miembro de la CITEL con autorización para ejercer en su país, “se les permita el ejercicio temporal del Servicio de Aficionados en el territorio de otro Estado” del organismo regional.

Los Estados miembros de la CITEL podrán “otorgar dichos permisos para operar en otros Estados Partes, solamente a sus ciudadanos”.

El acuerdo establece asimismo, que el IARP será emitido por la Administración del país de su poseedor o, en la medida que lo permitan las leyes internas del país que lo emite, mediante autorización delegada, por la organización Miembro de la IARU de dicho Estado Parte, según el formato a seguir por el modelo para ese permiso, contenido en el anexo del convenio.

Explica que el IARP no será válido para operar en el territorio del Estado Parte que lo emite, sino solamente en otros Estados Partes, y será admitido por un año en los Estados visitados, “pero en ningún caso su validez excederá de la fecha de expiración de la licencia nacional de su poseedor.

Comentarios